Hay muchas maneras de viajar. Una de ellas está al alcance de la mano y de manera muy accesible.

Y me estoy refiriendo claro a los libros.

Qué? Libros dentro de un blog dedicado a la aviación y a los viajes?

Si. Leer es algo que me encanta y apasiona.

Además al terminar de leer un libro que menciona X lugar a uno le entran ganas de ponerse a planificar el próximo viaje tratando de incluir dicho destino.

Esto último me pasó leyendo “La llave del águila” que me motivó a querer conocer Mendoza. “Millenium”, esa fantástica saga del genero policial negro, ha logrado que mi subconsciente me insista (desde hace un par de años) que un día he de visitar Suecia.

Por eso los libros, muchas veces funcionan como disparadores de lugares, otras tantas funcionan como fuente de inspiración u otras tantas por el placer mismo que brinda la lectura.

Vuelo Nocturno de Antoine de Saint-Exupery me hizo ponerme en la piel de los gigantescos esfuerzos que tuvieron que hacer los pioneros de la aviación.

Por poner otro ejemplo, justo el fin de semana anterior, terminé de leer “la sombra del viento”, lo que también hizo aumentar mi curiosidad acerca de Barcelona.

Ni que hablar de uno de mis personajes favoritos, Sherlock Holmes, que me pide a gritos una visita a consciencia por Londres y sus alrededores.

Creo sinceramente que es una linda combinación la de viajar con la lectura. Es la pareja perfecta 🙂

PD: La fotografía es de la “Livraria Lello” en Porto, Portugal. En el futuro seguramente haga algún post sobre la visita que hice a esta famosa librería.