Este post le sigue al vuelo entre Sao Paulo y Madrid que publiqué anteriormente.

Llegamos a Barajas donde teníamos que hacer escala durante poco más de una hora para luego seguir hacia nuestro destino final: Porto, Portugal.

Nos fuimos en búsqueda del trencito que conecta las terminal 4 y 4S.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando estaba bajando por las escaleras mecánicas saco una foto hacia la parte de los trenes. Me vió un gordo de seguridad y me empezó a gritar desde abajo que estaba terminantemente prohibido sacar fotos en un aeropuerto. Cuando me acerqué más me preguntó que pensaba que estaba haciendo que en un aeropuerto hay normas para cumplir y que bla bla bla.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero que ganas de cagarlo a trompadas tenía. Todavía  cuando pienso en eso me hiela la sangre. Porque había hasta turistas chinos asiáticos con el palo de selfies haciendo fotos y no les dijo ni mu. La verdad que no entiendo este tipo de actitudes, casi que te arruinan lo que te queda de viaje. Encima después de eso el gordo me seguía mirando como para ver si me atrevía a otra fotografía, unas ganas de decirle que mirás gordo estúpido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hicimos seguridad rápidamente a pesar de que el personal estaba de mal humor (Que casualidad!). Ya me tenían los huevos llenos. Hicimos migraciones también rápidamente (al menos hubo trato cordial).

Si, increíble estoy valorando el trato cordial cuando debería ser una responsabilidad de una persona con buena educación. Ay Barajas Barajas…

Llegamos a nuestra puerta y vi a la mayoría de las personas sacando fotos. La verdad con esto temí por mi seguridad personal y me vi tentado de escaparme del aeropuerto por estar lleno de personas maliciosas.

Nah, mentira pero si los otros sacaban fotos como si nada, más vale que yo no me iba a quedar atrás.

Igual saqué unas pares a la Terminal en si nomás ya que no había demasiado tiempo para spottear.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llamaron para embarcar y nos llevaron en el bondi hasta posición remota. La verdad es que estaba con un sueño que me doblaba al medio y con algo de bronca gracias al otro gordo maleducado. Se que sigo diciendo que era gordo, pero es que era muy gordo. Si era gordo que quieren que le haga. Yo describo el mundo como lo veo 😛

Llegamos y me sorprendí increíblemente, nos tocó un CRJ 200, el avión más chiquito que tiene Air Nostrum en su flota. Bah eso según la revista de la compañía. En el sitio Airfleets describe que también tienen CRJ 100 en su flota.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Encima todo blanco sin los colores que caracterizan a la compañía. En anteriores ocasiones ya había viajado en la edición 1000 y 900 de Canadair. Se ve que la ruta Madrid Porto está cada vez menos demandada.

El que nos tocó lleva aproximadamente 50 personas. Tenía en la fecha del vuelo poco más de 15 años de antigüedad. Matricula EC-HPR.

Hacía frío cuando me bajé del bondi y subí al CRJ pero la verdad que después de la escala en Brasil y ahora en Madrid ya no me importaba demasiado 😛

Me senté en el 12D #TeamVentana. Aunque durante el despegue lo terminé prestando para que no se quejen en casa (#Nunca). 😛

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Solamente viajaba una TCP.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Así estaba la vista desde el pasillo. La configuración de asientos es 2-2.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La distancia con el asiento de adelante era normal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La carretilla de seguridad (Queda tranqui Floxie que no me la traje) 😛

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los precios de lo que se vendía a bordo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Levantando vuelo!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Despegamos y viendo que mi viejo se estaba quedando dormido hicimos cambiazo y me apoderé nuevamente de la ventana 🙂

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No compré nada.

No hubo casi turbulencias.

Se veía la playa mientras realizábamos la aproximación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aterrizando!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llovía una barbaridad!

Carreteando pudimos observar el Embraer 145 de Air Europa y el Fokker 100 de TAP, con el antiguo Livery de Portugalia.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A lo lejos un Boeing 737 de Ryanair.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Intento de foto a uno de los motores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nosotros todavía arriba y ya querían reabastecer el avión de combustible 😛

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se levantaron todos peleándose por salir primero.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nos bajamos últimos. Nos subimos al bondi y ahí me despedí formalmente del CRJ200 de Air Nostrum.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuimos a buscar las valijas y listo! Ya estaban algunos familiares esperándonos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En conclusión fue el último tramo de 3 y ya no me importaba nada, pero aún así sirvió para que disfrutara de poder volar en el CRJ200 y para que recordara que bueno era antes cuando te daban un sanguchito con algún jugo sin costo.

Ah y no me olvidé del gordo pelotudo ese pero lo que pienso me lo guardo para mi sino se pudre todo 😛

En el próximo vuelo a este se vivieron momentos de pánico y tensión así que no dejen de consultar Carreteando Blog hasta que esté públicado 😀

Hasta otra!