Se terminaban las vacaciones y era hora de pegar la vuelta. El pasaje que habíamos comprado con Iberia implicaba que la vuelta sería desde la capital portuguesa.

Por lo cual compramos aparte el vuelo operado por TAP. Lo compramos para un día antes de la salida del otro vuelo con la idea de evitar cualquier eventualidad que se pudiera generar y además para pasear un rato por Lisboa.

Para eso tuvimos que madrugar (casi sin dormir) a las 2 de la mañana. Nuestro vuelo era el primero operado en el Aeropuerto do Porto a las 05:50.

Vuelo a Lisboa

Habíamos hecho previamente el check-in online más para marcar los sientos que otra cosa ya que obligatoriamente era necesario despachar las valijas. Me pude asegurar una ventana en la fila 8 🙂

La tarifa adquirida nos permitía despachar una valija por persona de 23 kg cada una. Además el encargado de llevarnos iba a ser un Airbus 319.

Vuelo a Lisboa

Varios familiares nos hicieron la gauchada y nos llevaron hasta el aeropuerto. La madrugada estaba lluviosa. A esa hora y sin casi nadie en las autopistas portuguesas llegamos en poco tiempo.

Vuelo a Lisboa

El aeropuerto estaba desierto. Esperamos un rato a que se abrieran los mostradores de TAP. Había alguna que otra Doña Rosa portuguesa dando vuelta, según escuché yendo para realizar algunas excursiones. También algunos hinchas del Sporting Lisboa ya que esa misma tarde se mediría en el clásico ante el Benfica.

Vuelo a Lisboa

Así que si, yo siempre presente en los quilombos 😂

Había máquinas habilitadas para aquél que quisiera hacer manualmente el check-in.

Vuelo a Lisboa

No había muchas tiendas abiertas. Y como también había estado hace unos pocos días antes cuando volé con EasyJet aproveché para pasar los últimos momentos en Porto con la familia.

Siempre es fea y dolorosa la despedida, es algo que me gusta hacer de forma rápida y sin demasiadas palabras, es algo que me cuesta demasiado.

Así que mostramos los boarding pass y pasamos seguridad sin problemas. Fuimos hasta la puerta de salida donde nos esperaba el flamante “Amadeo de Souza CS-TTD” que al momento de hacer el vuelo tenía unos 18 añitos de antiguedad.

Vuelo a Lisboa

Vuelo a Lisboa

Como faltaban algunos minutos recorrí un poco la terminal para ver un poco el movimiento de aviones pero al ser tan temprano no se veía movimiento alguno.

Vuelo a Lisboa

A mi vuelta ya se estaba formando la pagofacileada.

Vuelo a Lisboa

Agarré mi mochila y un rato más tarde ya estaba caminando por el interior de la manga.

Vuelo a Lisboa

Saludito al entrar al avión a las TCP y enseguida me senté en el 8F.

Vuelo a Lisboa

Según SeatGuru el asiento no se reclinaba del todo aunque yo particularmente no me fijé en ese detalle ya que por 45 minutos que dura el vuelo no noté incomodidad.

Vuelo a Lisboa

Esta era la vista desde mi ventana.

Vuelo a Lisboa

Hermosa vista del motor del A319 🙂

Vuelo a Lisboa

El otro Airbus 319 que estaba a nuestro lado ya comenzaba a embarcar a la gente con destino a Orly París.

Vuelo a Lisboa

Nos empezaban a hacer recular…

Vuelo a Lisboa

Se veía el Airbus 321 de Lufthansa!

Vuelo a Lisboa

Un ratito después despegamos.

Vuelo a Lisboa

No hay servicio a bordo ni siquiera de pago ya que el vuelo es realmente muy corto. Cuando uno se quiere acordar ya está aterrizando.

Vuelo a Lisboa

Cuando, estimo que alineando con la pista para realizar el aterrizaje, se cayeron las máscaras de oxígeno de nuestra fila. Emanaban una baranda nauseabunda importante 🙄

Mascaras de Oxigeno

A lo lejos ya comenzaba a amanecer. Linda hora para llegar a Lisboa 🙂

Al abandonar la aeronave uno de los pilotos salió a disculparse por el episodio. Ahí el verde que soy no cayó en la cuenta que podría haber pedido permiso para sacar una foto al cockpit. #PasaEnLasMejoresFamilias

Salimos afuera y así me despedía del ahora mayor de edad A319!

Vuelo a Lisboa

Fuimos a buscar las valijas despachadas que vinieron al toque.

Vuelo a Lisboa

Simpático el cartelito que te dice el tiempo que hay que esperar para que aparezca la primera valija.

Vuelo a Lisboa

Dejamos 3 valijas grandes en el depósito del Aeropuerto para levantar al día siguiente (habrá post) y con las valijas de mano nos fuimos caminando hasta el subte con el objetivo de llegar hasta nuestro hotel.

Vuelo a Lisboa

En conclusión mucho no se puede evaluar debido a la brevedad del vuelo. “Vuelo rutinario que transcurrió normalmente a pesar de la caída de las mascarillas que quedó como una pequeña anécdota para contar” diría uno de manera formal 🙂

Como despedida les dejo el vídeo que grabé del aterrizaje! Saludos!

PD: Sepan disculpar la calidad de algunas fotografías.. Soy un desastre sacando fotos nocturnas pero bueno con práctica ya iré mejorando 🙂