Hace poco más de un mes tuve la chance de conocer el Aeródromo Poblet ubicado en la Plata.

Esta posibilidad se dió gracias al genio de Guille (@guilletuerca) que fue el que me invitó y me terminó llevando hasta allá. 😀

Llegamos para la hora del almuerzo. Y después de pelear bravamente con los mosquitos que nos querían comer vivos nos mandamos adentro de “El Descanso” que es una confitería/restaurante donde uno puede almorzar..

Guille optó por la saludable opción saludable de los ravioles mientras que yo me pedí una pechuga de pollo con papas fritas! 😍

6

14

Pongo estas fotos (que son del sitio web del aeródromo) para ejemplificar.. Pero quiero aclarar que los platos rebalsaban de tanta comida! 😍

El ambiente es realmente estupendo y familiar… Además uno se puede dar el lujo de escuchar a personas, que tienen una gran pasión por la aviación, sobre sus proyectos personales.

Una excelente forma de cortar la rutina.

El costo del almuerzo es de excelente relación precio/calidad. Por mi parte pagué 170 pesos la pechuga de pollo + una gaseosa + un café.

Hasta tuve que dejar algunas papas fritas en el plato porque ya no daba más! Terrible como me llenaron el plato.. Y encima dos veces!!

Por las dudas aclaro que abren los sábados y domingos.

Una vez terminados de comer nos fuimos a recorrer un poco y visitar los hangares.

Al poco tiempo se nos unió el genio de Fabi (@FabiFv78) y nos pusimos a ver como despegaban y aterrizaban los aviones 🙂

Las fotos las saqué con el celular.

20170429_17013320170429_16044620170429_16044220170429_15584320170429_15513120170429_155128

Llegado este momento con Fabi casi nos largamos a llorar por habernos olvidado de llevar nuestras respectivas cámaras.. 😂😂20170429_163251

El Aeródromo cuenta con un Centro de Instrucción: AeroPoblet, certificado por la Administración Nacional Aeronáutica Civil, donde se puede realizar el curso de Piloto de Ultraliviano y el curso de Piloto Privado de Avión.

Los vuelos de bautismo se pueden realizar en un Flyer GT (ultraliviano) o en un Piper PA11.
Desde las alturas puede apreciarse la ciudad de La Plata, campos con ganado, tambos, invernaderos y plantaciones zonales. La experiencia dura alrededor de 20 minutos.

Pero aunque no se esté interesado en realizar el curso es realmente un excelente lugar para romper la monotonía y desconectarse (Literal: No hay señal de celular 😛 )

Una vez más gracias a Guille por la invitación! 🙂