Este post es una especie de continuación del vuelo en la Reina de Lufthansa y del magistral vuelo en Qatar!

A esta altura parecía que no llegábamos más a Portugal..

Tras despedirnos de la Reina comenzamos a caminar por los interminables pasillos que tiene el Aeropuerto de Frankfurt.

Despacio, tranquilos teníamos poco más de 3 horas de escala hasta que saliera nuestro vuelo hacia Porto.

Estar en ese aeropuerto es como estar en el paraíso.. La cantidad de aviones que se pueden ver es impresionante..

Acá una de las Reinas de Lufthansa en medio de la operación deshielo.

El nuevo livery de Lufthansa ya estaba pintado en varios aviones de su flota 🙂

Siempre es tedioso hacer seguridad y migraciones en Frankfurt.. Generalmente te consume bastante tiempo y paciencia..

Por fortuna hicimos seguridad de manera rápida sin ningún problema.

Y el trámite en migraciones también fue bastante simple.

Haciendo cálculos rápidos me decanté por no ir al Lounge de Priority Pass.. Nos quedaba demasiado lejos (con un tren el que une las terminales de por medio si no me equivoco) y la verdad no tenia ganas de andar a las corridas para no perder el vuelo.

Frankfurt es gigantesco y es muy fácil perderte si no estás atento, además habíamos desayunado en el avión.

Yo aprovechaba para seguir foteando aviones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esto seguro le gusta a Betty! 😀

20180219_072416

Más tarde vi en las pantallas que habían anunciado la puerta de embarque para nuestro vuelo.

20180219_072543

Me sentía cansado y bastante estresado después de un viaje interminable y de todo lo que pasó en el vuelo anterior.

Pero traté de ponerle onda pensando que viajaría en un A320 con sharklets y que después de mucho tiempo volaría bien adelante de todo (en el web-check in había elegido el 4A).

A320 con Sharklets

Jejejeje.. Que ingenuo.. Cuando algo viene mal..

Pero bueno, no nos desviemos..

Al llegar a la puerta de embarque A34 trataba de ver donde estaba el avión que nos iba a llevar hasta Porto..

20180219_084853

Y también de ver si nos tocaba el embarque por manga o por posición remota..

Seguí foteando y de repente caí en la cuenta de que tenia el cerebro bloqueado.. Pero claro! Podía ver que avión era él avión en el que íbamos a volar..

Y ahí se derrumbó todo el poco animo que había reunido hace poco..

Primer golpe a la desilusión.. No se trataba de un A320 con sharklets, si no un A321-100 de los más viejitos de la flota de Lufthansa.

Mucho no me sorprendía ya que ese mismo vuelo había sido cancelado en varios de los días anteriores.. Por lo que si debían trasladar a pasajeros de días anteriores iban a poner un avión más grande así que pasó eso nomás.

Segundo golpe a la desilusión.. Como habían cambiado de avión, mi asiento seleccionado el 4A (economy en un A320) pasaba a ser business (En el A321-100) así que aguantando la respiración fui hasta el mostrador de Lufthansa donde efectivamente me dijeron de manera bastante mal humorada (como si yo haya ido ahí a molestar) que esos asientos ya no estaban disponibles.. Y sin preguntar nada siquiera la empleada de LH me arrancó los boarding pass de las manos para darme otros con los nuevos asientos.

Cuando me arrancó los boarding pass de la mano para dejarlos al lado de la cpu me incliné y se los volví a sacar (ante la mal humorada cara de la empleada) ya que detrás de uno de esos estaba el ticket (comprobante) de nuestras valijas despachadas.. Menos mal que me avivé.. En fin..

Dios mio, no veía la hora de llegar de una vez..

Ahora el asiento que tenía era el 33A siendo que el avión en cuestión tiene 38 filas.

Y siendo que finalmente eramos los primeros en embarcar nos pusimos a hacer la fila ya que siempre llaman primero a los que se sientan en la parte trasera del avión.

Mientras me acuerdo de dejarle mi mochila a mi vieja mientras iba a sacarle foto al A321-100. Más para tener la foto para este post que por las propias ganas de sacar fotos que tenía en ese momento.

Volví rápido a donde estaban mis viejos haciendo la fila y agarré mi boarding pass. Para embarcar basta con pasar el boarding por una maquinita (tipo molinete) y pasás del otro lado..

Pasé rápido con la idea de sentarme en el asiento lo más rápidamente posible.. Llegué a la puerta del avión y vi que mis viejos no venían..

Habré esperado 2 minutos y volví para atrás para ver que había pasado.

Estaba la misma empleada mal humorada de LH, que me había dado los nuevos boarding pass 20 minutos antes, señalando en tono de indignación el equipaje que llevaba mi vieja (y ahí caí en la cuenta de que al pasar por el molinete no llevaba conmigo mi equipaje de mano).

Estaba tan quemado, cansado y ansioso que simplemente me olvidé.

La empleada de Lufthansa se creyó que mi vieja quería pasar con 2 equipajes de mano cuando le correspondía claramente uno.

Pensando que seria solo ese el problema me señalé a mi mismo como diciendo que era mía y que la había olvidado..

Y cuando pensé que todo quedaba ahí, continuaba señalando la valija de mano de mi vieja. Pero WTF? La agarró y la pesó..

8,2 kg y.. No está permitido que exceda los 8 kgs.

Really Lufthansa??? Posta?? Mamita querida..

Por 200 gramos me hacés semejante escándalo? De no creer.. En ese momento no sabía si estaba volando por Lufthansa o Easyjet..

Producto de todos los nervios acumulados y de lo inverosímil que me pareció la situación, le hice montoncito con la mano porque les juro que ni me salían las palabras, agarré la valija y como vi que se dio la vuelta para seguir atendiendo (o viendo lo que llevaban los otros pasajeros) me fui hacia la manga..

Lo gracioso es que ya adentro del avión veía que algunos pasajeros llevaban carry on que directamente ni entraban en los compartimientos superiores.. Al darme cuenta de eso me puso todavía de más mal humor.. Al final revisan a los que se les canta nomás..

Datos formales del vuelo

El número vuelo es el LH1178 que parte desde Frankfurt hacia Porto (OPO).

El tiempo aproximado de vuelo es de 3 horas aprox.

La configuración de asientos en economy es 3-3. Mi asiento designado previamente fue el 4A, luego el 33A y terminé viajando en el 31A 😂

El encargado de llevarnos fue el “D-AIRF” de aproximadamente 24 años de antigüedad. 

Cuenta con 160 asientos en Economy y 30 en Business.

Según Tripcase el vuelo tuvo un atraso de 7 minutos.

Las millas, ya que en otros programas de millaje no sumaban demasiado las terminé sumando en Miles & More de Lufthansa.

Embarcamos..

Mi viejo me pregunta en qué fila nos sentamos?

Estaba tan quemado pero tan quemado que leo en mi boarding pass 31A.

A los 2 minutos vuelvo a sacar mi boarding pass y veo que efectivamente me había equivocado.. Teníamos el 33A, 33B y 33C.

Bien me dije, menos mal que me di cuenta rápido..

Me levanto para cambiar de asiento y veo que tres señoras estaban sentadas en nuestros asientos.

Saben que pasó? También les habían cambiado los asientos con el cambio de avión pero como las habían puesto una en cada punta del avión. Decidieron de manera unilateral sentarse en esos asientos.

Muy bien che muy bien.. Yo ya no tenía fuerzas ni para respirar, cuanto menos para decir algo.. Volví a mi asiento (donde me había sentado por primera vez) y decidí evitarme cualquier futura discusión.. En todo caso que lo resolviera el personal a bordo..

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mucha gente igual que nosotros confundida por el cambio de asientos, creo que la mayoría se sentó donde pudo. Por suerte se veía que todos se lo tomaban con humor y risas.

Siguió subiendo la gente.. Solamente uno de los pasajeros se detuvo en nuestra fila, enseguida hablando me dijo que no nos hiciéramos problema que se sentaba en otro asiento, le di las gracias y me volví a sentar.

Increíblemente cerraron las puertas del avión y sin esperar un segundo, con unas cuantas personas paradas, comenzaron a realizar el pushback.

20180219_094236

De locos! No recuerdo nunca haber visto este escenario..

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se acomodaron lo más rápidamente posible mientras rodábamos hasta la pista por una de las calles laterales.. O sea un frenazo brusco y van todos de cabeza.. Sigo sin poder creérmelo..

Carreteando nos encontramos con un Embraer de Helvetic Airways, una low cost suiza..

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y con un MD aterrizando 😍

Casi se me escapa.. 😂

En fin unos minutos después despegamos..

Si algo tiene de espectacular volar en estos aviones de más antigüedad es la música para los oídos.. El despegue fue genial!

El vuelo habrá ido en un 85% lleno ya que se veía algunos asientos vacíos.

Mis viejos se durmieron enseguida. A mi se me hizo imposible.. Terminé sacando la tablet para entretenerme un rato.

Aunque el avión estaba entrado en años se notaba que habían renovado completamente su interior.

IMG_20180219_114241

El espacio entre asientos era el normal.

IMG_20180219_112121

A los pocos minutos de haber despegado, la tripulación se puso a dar el servicio a bordo.

Podíamos elegir entre uno de jamón/salame o uno de queso. Fui por el primero.

IMG_20180219_104451

IMG_20180219_104812

ALERTA MÁXIMA: El sanguche tenia un pepino.. #SeVivieronMomentosDePánico

IMG_20180219_104818

Me comí el sanguche (sin el coso verde ese que le dicen pepino) que estaba muy rico..

La bebida se demoró y cuando empezaron a servirla aproveché para pedir jugo y café con leche 🙂

IMG_20180219_110531

Alguien que conozco fue por la cerveza alemana ya que según palabras de él no se puede desperdiciar la oportunidad..

IMG_20180219_110524

Aproveché y me di una vuelta por el baño para estirar las piernas.

IMG_20180219_112722

Y de paso sacar la foto a la cabina 😉

IMG_20180219_112911

Un poco más contento de estar por llegar a destino final empecé a sacar más fotos.

IMG_20180219_113325

Un poco antes de iniciar el descenso pasaron nuevamente ofreciendo un sanguche adicional para quien quisiera.

No me pude resistir a pedir uno de queso.

Creo que está de más aclararlo pero el sistema de entretenimiento era prácticamente nulo.

No sé si habrá funcionado el sistema de pago de Wi-fi.

Un amiguito nos hacia compañía a la distancia 🙂

Al entrar en la zona de España y Portugal empecé a ver a disfrutar de las vistas.

Y cuando comenzamos a sobrevolar Porto recuerdo que casi empiezo a lagrimear. Ese momento previo al aterrizaje en Portugal siempre me emociona de pies a cabeza.

Aún hoy escribiendo sobre ese detalle se me pone la piel de gallina.

Pero bueno, vamos al aterrizaje en si 🙂

Hermosas vistas!

Veníamos por el norte y debíamos realizar la aproximación por el sur así que pudimos ver la costa! 😍

Y aterrizamos!

El aterrizaje fue bastante brusco, todo hacia afuera!

No llegamos a frenar del todo que ya nos dirigimos hacia la terminal..

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Low cost, low cost, low cost.. 😉

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llegamos..

Le dije a mi vieja que se levantara rápido (todavía con el tema reciente de la valija en la cabeza).

Antes de levantarme aproveché para fotear uno de los Airbus de TAP!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nos tocó manga, agarramos nuestra pertenencias y salimos.

Y así me despedía del A321-100 de Lufthansa!

Amo con locura el aeropuerto de Porto.. No es muy grande pero es espectacularmente cómodo..

Tiene wi-fi gratis, enseguida me conecté y avisé que había llegado.

Fuimos a buscar las valijas.. Salieron a los pocos minutos..

IMG_20180219_124158

Aduana? Hola buenas tardes y seguimos camino sin que nos revisen nada..

En lineas generales la experiencia del vuelo fue buena. Siempre es un plus viajar con aerolíneas como Lufthansa en estos vuelos internos en Europa. La tripulación siempre muy educada y amable..

La (des)organización del pre embarque y la del embarque fue calamitosa.. Un desastre, el personal en tierra no hizo nada por organizar un poco la situación.

20 minutos antes del embarque estaban boludeando y a las risas entre ellos, cuando ya podrían haber empezado a avisar que el avión era otro y que la mayoría de los asientos tenían que ser reasignados.

Y el tema de la valija de mano.. Está bien, sé que el máximo es 8 kg.. Pero por 200 gramos? Pero bueno la dejo ahí..

Como siempre atravesar esa puerta para afuera, esperando ver a la gente que no vi durante mucho tiempo me hace tener que aguantar las lágrimas.

Saludos, abrazos y demases..

Antes de irnos aproveché para ir a comprar un chip para tener internet en mi celular durante mi estancia en Portugal.

Fuimos hacia el subsuelo con el ascensor hasta la zona del parking.

Y una vez ahí ya sentí el hermoso invierno portugués. Siempre que llego y respiro ese aire siento que mis energías se renuevan. 🙂

Me ofrecí a ir a pagar el parking a la maquinita mientras mi pariente acomodaba nuestras valijas en su auto.

Salimos afuera y nos pusimos rumbo a la ciudad de Braga.

Juro que una vez que agarramos la autopista, me relajé y sonreí. Ya había llegado a destino final.

20180219_134538

Es genial sonreír.. 🙂

Hasta el próximo post!

 

Anuncios