Después de haber aterrizado en el gigantesco aeropuerto de Frankfurt procedente de Porto llegaba la hora de realizar la conexión para continuar hacia nuestro destino final, Buenos Aires.

Cabe destacar que este iba a ser el último tramo de esta seguidilla de vuelos, a la ida previamente habíamos hecho:

Teniendo por delante menos de 2 horas para realizar la conexión no me entretuve demasiado sacando fotos. Al bajar por posición remota y no por manga, tuvimos que ir en colectivo hasta la terminal del aeropuerto correspondiente.

20180305_192043

Después de ahí teníamos que ir hasta la otra punta del aeropuerto que es desde donde salen los vuelos hacia Buenos Aires.

Teníamos que dirigirnos entonces a la terminal 1, puerta C.

Tuvimos que tomarnos el tren que conecta las distintas terminales de Frankfurt.

20180305_194540

Recuerdo que pasamos por un control migratorio donde nos hizo demorar unos 15 minutos.

Y más tarde pasamos por la parte de seguridad donde también había bastante gente por delante.

Y todavía hacia falta caminar bastante hasta la puerta desde donde salía nuestro vuelo.

Al llegar a la puerta te hacen un control adicional como si tomaran lista para ver quien está presente y quien no

Y parece que siempre hay algún ezpecial cerca mío. Uno de estos especímenes se me coló adelante bajo la excusa de que se iba el avión sin él.

O sea, flaco.. Estamos todos en la misma, cual es la necesidad de colarte.. Aparte todavía no habían empezado el embarque.. En fin..

Sigo sin entender (tal vez alguien me pueda explicar) para qué nos confinan a estar en esta sala con 400 personas más sin poder salir.

Igualmente no tuvimos tiempo de acomodarnos (ni de casi sacar fotos) que ya estaban llamando para embarcar.

20180305_202845

Pasamos por el sistema automático que hay en el Aeropuerto de Frankfurt apoyando el Boarding Pass en el lector y pasamos.. O eso creía..

Otra vez el problema del equipaje de mano. Que era muy pesado y que había que mandarlo a bodega.. #NacíParaSufrir

Pero fue todo un mal entendido. El tema es que al bajar del A320 en posición remota nos pusimos cada cual su campera de invierno.

Una vez dentro de la terminal y con la perspectiva de caminar todo lo que caminamos las guardamos todas dentro de esa valija.

Por eso el equipaje de mano parecía tan voluminoso. El tema es que después de haber sacado las camperas todavía insistía en mandarlo a bodega aún sin haber pesado siquiera el equipaje.

Finalmente nos dejó pasar tras explicarle que tanto en el vuelo de Sao Paulo – Frankfurt como en el Frankfurt – Buenos Aires del 2017 habíamos volado con ella.

Lo que me da bronca de esto es que después subís al avión y ves personas con equipajes de mano más grandes aún y con miles de bolsas de compras que hicieron.

Pero bue dejemoslo ahí..

Datos formales del vuelo

El número vuelo es el LH510 que parte desde Frankfurt hacia Buenos Aires.

El tiempo aproximado de vuelo es de 13 horas y 50 minutos aprox.

La configuración de asientos en economy es 3-4-3Mi asiento fue el 32A.

“D-ABYR” era la matrícula del Boeing 747-8i. Al momento de realizar el vuelo tenía poco más de 3 años de antigüedad.

Cuenta con 244 asientos en Economy, 32 en Premium Economy, 80 en Business y 8 en First.

Según Tripcase el vuelo llegó 11 minutos antes del horario estipulado de llegada.

Las millas, ya que en otros programas de millaje no sumaban demasiado las terminé sumando Miles & More de Lufthansa. (Al momento de realizar el vuelo no sumaban millas latampass) 😦

Embarcamos..

20180305_20453320180305_204624

Y saben qué viene ahora? Si si, eso mismo.. Llegar a la fila de asientos que te corresponde y ver gente sentada.

Después de lo que viví a la ida, no quise ni decir nada. Directamente llamé a la TCP para que hiciera de intermediaria.

5 minutos esperando a que el señor que estaba en mi asiento se decidiera a levantarse e ir al que le correspondía, QUE ERA EL QUE ESTABA ATRÁS MIO (ya me veía teniendo que aguantar otro ezpecial).

Pero tengo que decir que el señor, más allá que soltaba una que otra puteada cada tanto (vaya a saber uno contra qué), se portó bastante bien. Bah, a esta altura ya me quedo conforme con cualquiera que se siente atrás mío y no me pegue patadas o use la pantalla individual de atrás de los asientos a puñetazos.

Finalmente me acomodé en mi asiento 32A.

20180305_205730

Hermosa la vista, caía una linda helada.

El Boeing 747-8i de al lado se preparaba para partir rumbo a Sao Paulo.

Hasta el día que me muera me va a perseguir esa caja maldita.

20180305_205643

No estaba demasiado cómodo pero la emoción de volar en un Boeing 747 todo lo puede 🙂

20180305_205652

Las fotos de rutina. Algo muy bueno que tiene este avión es la posibilidad de recargar la batería de los dispositivos electrónicos. En el apoyabrazos está la ficha USB y debajo del asiento se encuentra el enchufe a 110V.

La almohada y la mantita se encontraban ya en mi asiento 🙂

20180305_205923

Sin mucho que hacer me puse a chusmear el sistema de entretenimiento a bordo que era similar al del vuelo GRU-FRA.

Mientras tanto, los pasajeros más rezagados se ubicaban en su asiento correspondiente.

20180305_210210

Y yo bueno.. Le sacaba foto a todo lo que me llamara la atención.. 😂

20180305_210222

El mapita, mi fiel compañero de viaje.

20180305_210244

Iniciamos el pushback.

20180305_211649

Mamita, lo que es el ala del Boeing 747-800i cuando se “transforma” para dirigirse a la pista.

20180305_212127

Rodando!

20180305_212947

Y despegamos! No me voy a cansar de decirlo.. Es increíble la aceleración y posterior despegue del 747.

Me sigue pareciendo increíble como vibra todo antes de finalmente despegar.

Una vez estabilizados, las TCP comenzaron a repartir unos aperitivos.

20180305_220125

20180305_220259

Y con eso, también repartieron bebidas.

20180305_222816

Un rato más tarde:

Pollo o Pasta?

Pollo obvio! #TeamPollo

20180305_230301

20180305_230617

Igual se parecía más a salsa con pollo y papas.

Na, hablando posta: Pollo con papas con salsa roja y blanca. Algún otro color no tenían?

Odio la salsa y más odio comer picante arriba de un avión. Para la próxima no sé si pido comida bajo en sodio para que no venga así.

Comí lo que pude.

20180305_231617

Tampoco me gustó el postre pero por suerte hubo chocolatito salvador!

20180305_231720

La opción pastas.

20180305_230650

Después de la comida aproveché para hacer una escapada al baño.

20180305_205242

20180305_204954

Estaba bastante aceptable el estado de la limpieza..

Volví a mi asiento y me puse a buscar alguna película mientras intentaba conciliar el sueño.

La cabina en absoluto silencio.

20180305_205246

Por suerte en el viaje largo de vuelta siempre logro dormir un par de horas adicionales con respecto a la ida.

Pero esta vez se complicó.. Después de cenar el avión se convirtió en un zamba durante casi hora y media. Bastante turbulencia..

Más tarde se calmo todo y si pude dormir un rato.

Me desperté cuando ya estábamos ingresando a territorio brasilero.

Ahí me levanté y asalté el galley pasé por el galley para ver si había algo para picar.

20180306_111452

No me pude resistir a traer 2 por persona. Igual las TCP de Lufthansa un amor! Llevá, llevá me decían.. Las amo!

Creo que no hay espectáculo más lindo que abrir la ventana y encontrarte con el amanecer.

20180306_054828

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entre postales de amanecer fue pasando el tiempo hasta que me di cuenta que ya estábamos a una hora y media de aterrizar en Ezeiza.

20180306_061237

En ese momento sirvieron el desayuno. Tenía hambre. Y me di cuenta tarde que me había olvidado de sacar la foto correspondiente.

20180306_060918

Estaba riquísimo! Pedacitos de pollo + Huevos revueltos + Papas!

Además daban el pancito calentito que siempre es un plus.

Las TCP pasaron varias veces ofreciendo café o té.

Con el estómago contento empecé a disfrutar de mis últimos momentos arriba de la Reina de los Cielos.

Es hermosa la cabina del B747.

DSC_0065

Hermoso colchón de nubes! 😍😍😍

Y como todo lo bueno tiene un final, comenzamos el descenso..

Se veían los barquitos en el Rio de la Plata..

DSC_0073DSC_0077

Hermoso cuando el avión vira!

DSC_0080DSC_0081

Hermosas las vistas antes de aterrizar en Buenos Aires!

DSC_0082DSC_0085DSC_0091

Aterrizando!

DSC_0093

Frenando!

DSC_0095DSC_0096

Llegamos!

DSC_0097

Me encanta el momento de estar carreteando hasta la terminal y ver todos los aviones en plataforma 🙂

DSC_0100

 

Llegamos a la terminal. Tras verificar que no nos olvidábamos abandonamos la aeronave. 😦

Ahí aproveché para sacarle unas cuantas fotos a la majestuosa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se vivieron momentos de tensión ya que mis viejos no esperaron a que sacara fotos así que me tuve que despedir corriendo de la Reina de Lufthansa!

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nos dirigimos a Migraciones donde habremos estados unos 45 minutos esperando. Espero que con el nuevo sistema de migraciones automático se agilice todo esto.

Me dio una tristeza absoluta ver como varios de los empleados de migraciones maltrataban a los extranjeros al no saber hacerse entender. Los cagaban a pedo, les gritaban.. Vergüenza absoluta.. Ver a un tipo de 80 años temblando con el pasaporte en la mano, asco me dio ver este tipo de maltrato..

Pasamos migraciones, nos fuimos a la cinta de equipaje a retirar las valijas.

No hace falta aclarar el quilombo que es todo este proceso no? Eso sin contar el hecho de tener que ir a buscar los carritos de equipaje a la otra punta del sector.

La fila de aduana no era muy larga. Semáforo rojo.

Pasamos las valijas por el scanner y seguimos viaje sin problema.

Afuera nos esperaba nuestro remisero de confianza y así se terminaba un viaje más.

Gran vuelo con Lufthansa, me encantó. El hecho de volar en la Reina y lo referente a las TCP de Lufthansa es algo de otro planeta y contribuye en gran medida a disfrutar del vuelo.

Pero Lufthansa escuchame una cosita, PONELE MENOS SALSA AL POLLO, SOLUCIONAMELO! 😂😂😂

Hasta la próxima! 🙂

 

Anuncios