Creo que no hay mejor sentimiento que despertar por la mañana y saber que ese día vas a volar.

En su momento desarrollaré un poco más las actividades que realizamos en el fin del mundo pero les adelanto que tuvimos 5 días fantásticos.

Después de dejar el hotel, paramos un taxi para dirigirnos al Aeropuerto Islas Malvinas de Ushuaia.

Llegamos con mucho tiempo de anticipación, casi 3 horas antes. Había muy poco movimiento en el aeropuerto.

20180403_104433

Hicimos el check in, despachando las valijas y manteniendo los asientos que seleccionamos por el web check in.

20180403_101754

Cabe recordar que Aerolíneas Argentinas te deja realizar el web check in 36 horas antes. Yo entré 44 horas antes solamente por probar y no solamente me dejó realizar el trámite si no que muchos asientos ya estaban ocupados.

20180403_102441

Después de verificar cuales eran los asientos que no tienen ventana (estos detalles se pueden encontrar en Seatguru) terminé inclinándome por el 19F.

20180403_105935

Pero sigamos con el día del vuelo. Tuvimos que matar el tiempo hasta que pudimos pasar por seguridad.

Me pareció muy lindo el Aeropuerto de Ushuaia.

20180403_114044

Una vez pasada seguridad hay un local donde se puede comprar alguna vianda o tomarse un cafecito.

20180403_113956

Por mi parte me quedé esperando que hiciera su aparición el hermoso Boeing 737-800 de Aerolíneas Argentinas que nos iba a llevar hasta Aeroparque.

Así llegaba el “LV-FUB” de 3 años y medio de antigüedad!

DSC_0960

Este B737-800, al momento del vuelo por lo menos, tenía 8 asientos en club economy y 162 asientos en economy.

DSC_0963

La configuración de asientos es 3-3. El número de vuelo es el AR1879.

DSC_0966

Mientras seguía sacando fotos, la fila de ansiosos no se hizo esperar. Algunos hasta incrementaron el nivel de estupidez habitual al sentarse en el piso a pesar de que todavía no habían llamado a embarcar.

20180403_123124

Unos 20 minutos después llamaron a embarcar, primero a los que tenían prioridad sea cual sea el motivo. Segundo para las filas del fondo del avión (Donde estábamos nosotros).

Es increíble la cantidad de bochados que no hicieron caso de las instrucciones y querían subir primero.

Mostramos la documentación y el pasaje, y embarcamos!

La verdad es que al pedo me preocupé por solamente llevar un equipaje de mano (como lo dice la web de AR). Muchas personas llevaban mochila, valija y bolsas. Es increíble que nadie controle estas cosas.

Cuando llegamos a nuestros asientos casi no había lugar en los compartimientos superiores. Tuve que llevar la mochila debajo del asiento delantero.

Pero bue, enseguida me puse a apreciar las vistas.

DSC_0970

El Bombardier Learjet 35A T-25 de la Fuerza Aerea Argentina aterrizando en Ushuaia! 😍

DSC_0972

Después de haber volado en el Embraer a la ida, la distancia entre asientos me pareció bastante ajustada.. Aunque seguro habrá sido idea mía (y también por llevar el equipaje debajo del asiento delantero..)

20180403_130401

Pushback!

DSC_0975

Y carreteando..

DSC_0977

DSC_0980

Adiós Ushuaia! Un placer enorme haberte conocido, espero volver pronto! 😍

DSC_0981

Unos minutos después ya estábamos despegando rumbo a Aeroparque.

DSC_0982

No sé si soy el único pero seguramente me voy a morir sin entender que tienen en la cabeza algunos idiotas para reclinar el asiento al momento del despegue o por el contrario empezar a pegarle puñetazos al asiento delantero como forma de pedirle algo al pasajero de adelante.

A pesar de eso trato de concentrarme en la felicidad que me genera volar.

DSC_0989

El sistema de entretenimiento Bravo no funcionó en ningún momento del vuelo.

20180403_131001

El entretenimiento a bordo disponible La revista Alta de Aerolíneas Argentinas 😛

20180403_133131

El servicio a bordo fue similar al de la ida. Además de la barrita de cereal y los frutos secos, las tcp pasaban varias veces ofreciendo café o té.

20180403_144128

La cabina en esos momentos.

DSC_0991

Se pasó bastante rápido el vuelo. Cuando me quise acordar ya estábamos volando por encima de Bahía Blanca y más tarde empezando a descender.

DSC_1003

DSC_1006

Virandoooo!

DSC_1008

Al final mi deseo fue cumplido. Aterrizamos por la cabecera norte lo que significó disfrutar de estas vistas hermosas 🙂

DSC_1030

El vuelo habrá durado 3 horas ya que llegamos con unos 20 minutos de anticipación.

DSC_1039

Tuvimos que esperar un rato hasta que se desocupó nuestra posición. Mientras tanto aprovechaba para fotear un par de pájaros de metal.

Ahí estaba el Boeing 737-500, el T-04!

DSC_1048

Uno de los Boeing 737-800 de Andes!

DSC_1055

El CRJ 200 de Amaszonas!

DSC_1062

Un Embraer 190 de Austral similar al que volamos a Ushuaia a la ida!

DSC_1064

Muchas colas! 😳😳😳

DSC_1069

Y su majestad el MAX! 😍😍😍

DSC_1074

Y llegamos a posición. Dejamos bajar a los ansiosos de siempre y un ratito después ya nos estábamos despidiendo del hermoso Boeing 737-800 de AR!

Nos tocó descender por la manga. Tanto a la ida como a la vuelta tocó siempre manga. Me quedé con las ganas de sacar unas cuantas fotos desde posición remota.

DSC_1079

Fuimos a buscar las valijas. Por suerte no es comparable al quilombo que uno vive cuando llega al Aeropuerto de Ezeiza, bah al menos comparando justo lo que me tocó vivir ese día.

Agarramos las valijas, las pusimos en un carrito y salimos afuera.

En conclusión: Un lindo vuelo con Aerolíneas Argentinas. Además hace mucho que no volaba en un B737 lo que claramente fue un plus en lo personal.

Lo que si, una verdadera lástima que no haya funcionado el sistema de entretenimiento Bravo.

Hasta la próxima!

Anuncios