Saltar al contenido

Algarve uno de los principales destinos turísticos de Portugal

Algarve uno de los principales destinos turísticos de Portugal

El Algarve es la zona más meridional de Portugal y uno de los destinos más populares de Europa. Bendecida con una bella costa y ciertas playas más bellas del país, la provincia goza de veranos calurosos y secos y también inviernos cortos y suaves. Descubra qué ver en el Algarve a lo largo de sus vacaciones.

El Algarve es una tierra de contrastes y existen muchas cosas que ver y hacer. La zona más popular y desarrollada es la Región central que ofrece complejos turísticos ribereños vibrantes, servicios turísticos de clase mundial y ciertos mejores campos de golf de Portugal.

Más al este, una serie de islas de arena y lagunas son parte de un precioso parque natural protegido mientras que más al oeste, hallará un Algarve más salvaje y recóndito y un océano Atlántico inquieto.

Si hay una categoría para la que esta una parte de Portugal merece la la medalla de oro es para las playas de fina arena blanca, con calas ocultas, bahías en forma de media luna y ensenadas rocosas. Hay unos doscientos km de costa idóneos para todo género de deportes acuáticos, como la candela, el surf y el windsurf.

Algarve uno de los principales destinos turísticos de Portugal
Playa de Vilamoura, Algarve, Portugal – Fotografía de Istock

Las playas más vírgenes se pueden localizar en el Costa Vicentina, en contraste a la zona central, entre Lagos y Faro, donde hay playas cosmopolitas, con muchos hoteles y servicios de alta calidad.

La exuberante naturaleza da lo mejor de sí en 3 áreas protegidas: el Costa Vicentina, que es el tramo de costa mejor preservado de Europa, el Ria Formosa, y el pantano de Castro Marim y Vila real de Santurrón Antonio, rica en fauna y vegetación.

Además asimismo hay colinas que se pueden descubrir en bici oa pie, siguiendo los caminos de la Vía Algarviana, que conectan el extremo oriental de la zona con el punto más occidental. Descubramos qué ver en el Algarve, cuáles son los lugares que no debe perderse:

Que ver en el Algarve

Lagos

Algarve uno de los principales destinos turísticos de Portugal
Lagos, Portugal – Imagen de Pixabay

En el extremo occidental del Algarve se halla la apacible urbe de Lagos, una auténtica joya portuguesa, con sus calles empedradas llenas de historia. Las bonitas iglesias, el viejo mercado de esclavos y la fortaleza de Ponta da Bandeira del siglo XVII siempre y en toda circunstancia atrapan la imaginación de los visitantes, mas es la costa lo que atrae a la mayor parte de los turistas.

Una increíble serie de barrancos y grutas forman el telón de fondo de ciertas playas más pintorescas del Algarve, donde las espectaculares formaciones rocosas de color amarillento contrastan con las resplandecientes aguas azules. Va a nadar en aguas claras y seguras como las de Praia do Pinhao y Ponta da Piedade y sus barrancos.

La mejor manera de querer este ambiente idílico es llegar en navío. En Lagos puede efectuar cruceros turísticos, safaris con delfines, ir de compras o bien probar la rica oferta culinaria de los abundantes cafés y restoranes.


Tavira

Algarve uno de los principales destinos turísticos de Portugal
Tavira, Portugal – Imagen de Pixabay

Tavira es una bella urbe atravesada por el río Gilão, situada en la parte oriental del Algarve. Es un destino insigne por su patrimonio histórico, un pasado moldeado por los romanos y después por los moros, siempre y en toda circunstancia muy elegante y relajado.

Te puede interesar:  15 mejores cosas para hacer en Mons (Bélgica)

Esta urbe es un sitio idóneo para caminar, en tanto que tiene un precioso casco viejo formado por un laberinto de calles con bonitas aceras. El centro oculta jardines y bellas plazas, iglesias y palacios para visitar. Tavira asimismo tiene un pequeño puerto pesquero y un mercado moderno. Los 2 lados de la urbe están conectados por un precioso puente románico de 7 arcos.

Los ferries salen del muelle cara Ilha de Tavira, un destino preferido para los amantes del sol y una de las pocas islas en el área donde se deja campar. De forma alternativa, puede tomar un crucero turístico por la Ría Formosa, una vía fluvial bella y virgen que es parte de un parque natural protegido.


Faro

Faro es la capital del Algarve y su aeropuerto internacional sirve como puerta de entrada para muchos turistas que llegan al sur de Portugal. Es la urbe más grande de la zona, con en torno a cincuenta habitantes y es un moderno centro industrial y manufacturero.

Sin embargo, es la urbe vieja la que vienen a visitar los turistas. Encerrada por robustas murallas protectoras, la Cidade Velha de Faro se levanta sobre cimientos romanos y moros. La urbe padeció graves daños en el seísmo de mil setecientos cincuenta y cinco y lo que se ve el día de hoy se remonta primordialmente a los siglos XVIII y XIX.

Un laberinto de calles empedradas y plazas arboladas rodean la catedral. Entre las filas de casas ordenadas y tiendas de artesanías se hallan iglesias, bares y restoranes. Un genial museo muestra los tesoros encontrados en la zona.

La explanada próxima cobija un pequeño puerto deportivo, alén del como se extiende una extensión de lagunas y humedales que son cobijo de aves migratorias y vida silvestre. Este precioso parque natural, el Parque Natural da Ria Formosa, asimismo está formado por abundantes islotes y enormes bancos de arena con sus fantásticas playas, como Ilha de Faro al sudoeste y también Ilha da Barreta (Ilha Abandona) al sur.


Silves

Situada en una colina que domina un fértil val adornado con naranjos, olivos y viñedos, Silves es una de las urbes más pintorescas del Algarve. Una vez fue la capital de la zona a lo largo de la ocupación árabe.

Todavía el día de hoy se pueden visitar muchos monumentos viejos, como el castillo de piedra roja construido por los moriscos en el siglo XI, el mayor monumento de dominio islámico en la zona, y la Catedral de Silves del siglo XIII.

La urbe en sí es cautivadora, en especial la zona costera, que está bordeada por un pequeño mercado y ciertos buenos restoranes.


Alcoutim

Alcoutim es un pequeño pueblo, estratégicamente situado cerca del río Guadiana, justo en la ribera opuesta de Sanlúcar de Guadiana (España). La guía para llegar es un atrayente en sí. En vez de usar el IC27, prosiga la carretera que bordea el río Guadiana, que sirve como frontera natural entre España y Portugal.

Una vez que fue un puerto fluvial estratégico, controlado por su parte por helenos, romanos y árabes, Alcoutim semeja un pequeño pueblo creado por la imaginación de un artista. Explore el castillo del siglo XIV (la tarifa de entrada incluye el acceso a un pequeño museo arqueológico cerca de las puertas primordiales) y las murallas del castillo, que ofrecen pasmantes vistas de la zona.

Te puede interesar:  15 mejores cosas que hacer en Parkes (Australia)

En la ribera opuesta del río se halla el pueblo de España de Sanlúcar de Guadiana. Un servicio regular de transbordador conecta las 2 aldeas, mas hay una bella forma opción alternativa de cruzar el río, usando la única tirolesa transfronteriza del planeta.


Ria Formosa

Para una inmersión en la naturaleza, planifique una tarde en el Parque Natural de Ria Formosa. Este parque natural, que se extiende sobre dieciocho hectáreas, se considera como uno de los más preciosos del Algarve y es un auténtico laberinto de canales, marismas, dunas paralelas a la costa y 5 islas de arena (Barreta, Culatra, Armona, Tavira y Cabanas). . Es un paraíso para los ornitólogos que pueden observar muchas especies de aves. Para una excursión a Ria Formosa embarcamos en el puerto de Faro.

En las islas que componen este parque hallarás bellas playas de agua salobre o bien dulce, que disfrutan de paisajes paradisiacos. Ciertas mejores playas son Playa do Barril y Playa do Farol.


Monchique

Monchique, al norte de Lagos, se halla en una zona frondosa de la costa, en la mitad de los espléndidos picos de la Serra de Monchique. La pequeña urbe deja un acercamiento rural y agrícola al Algarve y preferentemente se puede explorar a pie.

Una red de caminos naturales zigzaguea por medio de los bosques sombreados; uno conduce a Fóia, a novecientos metros, el punto más alto del Algarve. En días claros, el increíble panorama engloba toda la parte occidental de la zona, incluidos Lagos, Sagres y el Océano Atlántico.

La agradable urbe de Monchique, en la cima de una colina, es una base genial desde la que explorar la zona. Aprovecha asimismo las cálidas y curativas aguas que alimentan Caldas de Monchique, un cautivador balneario oculto en un acantilado frondoso al pie de la Serra.


Olhão

Olhão es un puerto pesquero bien interesante por el hecho de que pese a su semejante con el estilo moro, sus calles angostas y sus casas blancas cúbicas, con techos de terraza y chimeneas cuadradas, la urbe data solo del siglo XVIII y su arquitectura se debe a las relaciones comerciales. con el norte de África.

La atracción primordial es su increíble mercado frente al puerto, el más grande y frecuentado de la costa. Olhão es una base ideal desde la que explorar el virgen Parque Natural da Ria Formosa. Los visitantes pueden continuar una fantástica red de caminos naturales y descubrir un sinnúmero de vida silvestre en sus distintos hábitats.


Albufeira

Algarve uno de los principales destinos turísticos de Portugal
Albufeira, Portugal – Imagen de Pixabay

Albufeira es la capital turística del Algarve, situada a poco más de treinta quilómetros del aeropuerto de Faro. Esta urbe prosigue siendo el destino preferido para poder ver en el Algarve. Su localización central en la costa sur de Portugal lo transforma en uno de los complejos turísticos más alcanzables de la zona y uno de los preferidos de los turistas de toda Europa y más allí.

La localidad es famosa no solo por la animada franja de clubes nocturnos y bares en la parte nueva de la urbe, sino más bien asimismo por el casco viejo lleno de plazas, coloridos puestos y restoranes al aire libre, al tiempo que el área últimamente desarrollada de Montechoro ofrece una fabulosa vida nocturna.

Te puede interesar:  15 mejores cosas para hacer en New Fairfield (CT)

Pero el mayor atrayente de la urbe es su playa. Ciertos mejores tramos de arena del Algarve se hallan a poca distancia del complejo, espectaculares calas rocosas bañadas por aguas cálidas y poco profundas.


Cómo llegar

El Algarve está a solo tres horas de vuelo desde las primordiales capitales europeas y los vuelos que aterrizan en el aeropuerto internacional de la zona, el aeropuerto de Faro (en el centro del Algarve), tienen vuelos diarios a lo largo de todo el año.

Cómo moverse por el Algarve

El Algarve es una zona muy turística, en especial en verano, y existen múltiples medios de transporte que conectan los diferentes lugares. Si bien arrendar un turismo es ideal, puedes recorrer la región con otros medios de transporte …

En autobús: hay una buena red de buses que sirve a la costa del Algarve. La costa oeste y el interior tienen servicios más limitados.

En tren: una línea ferroviaria recorre la costa sur del Algarve desde Faro hasta Lagos hasta Vila Real de Santurrón Antonio en el este, cerca de la frontera de España. El tren es buena forma de viajar por la costa.

En bicicleta: si te agrada el ciclismo, las distancias no son larguísimas y es buena forma de visitar la zona.

En turismo – el alquiler de coches tiene una enorme demanda y, en consecuencia, es atractivísimo en concepto de costo. El turismo te deja ser libre en tus viajes.

El clima

El Algarve goza de un tiempo temperado a lo largo de todo el año, con más de tres.000 horas de sol por año y una precipitación media anual baja. El Algarve tiene un tiempo caluroso en los meses de verano, entre mayo y octubre, cuando las temperaturas fluctúan entre los veinticinco ° y los treinta ° C.

Si no le agrada el calor, puede seleccionar uno de los lugares más al oeste, donde la brisa es un tanto más fuerte. Las temperaturas en los meses de invierno no acostumbran a bajar de los quince ° o bien dieciseis ° C, lo que lo transforma en el tiempo idóneo para el golf.

Y es exactamente el tiempo lo que atrae a los visitantes no solo en verano sino más bien asimismo en invierno, cuando aparte del sol, los turistas pueden efectuar un sinnúmero de actividades al aire libre que ofrece la zona.

Que hacer en el Algarve

El fabuloso tiempo que ofrece el Algarve hace que los turistas y los lugareños gocen del aire libre a lo largo de todo el año. El tiempo es ideal no solo para pasear, hacer turismo y caminar en bici, sino más bien asimismo para hacer deportes como el surf, golf, tenis, paseos a caballo, kayak o bien deportes extremos como el kitesurf, la escalada en roca y el wakeboard.

Las familias pueden gozar de parques acuáticos, parques temáticos y zoológicos, y efectuar actividades como paseos en navío por la costa, minigolf, karting y otras muchas cosas. Para aquellos que procuran una mayor descarga de adrenalina, no hay escasez de parasailing, buceo, ala delta o bien rappel.

Algarve uno de los principales destinos turísticos de Portugal
Quarteira y Vilamoura, Algarve, Portugal – Fotografía de Istock