Saltar al contenido

Buenas razones para visitar Tailandia


¿Por qué razón ir de viaje o bien de vacaciones a Tailandia? Acá tienes ciertas buenas razones para comenzar a preparar y organizar un viaje a este bello país asiático. Estas son solo ciertas razones que impulsan a millones de turistas a visitar el país de año en año.

Cultura tailandesa y vida callejera

Desde los templos budistas dorados hasta el bullicio de los escandalosos mercados, te vas a sentir como en un planeta diferente. Los mercados de Tailandia son como ningún otro en el planeta. Cada uno de ellos tiene su carácter propio. Ciertos mercados están dedicados al consumo callejero, al paso que otros están repletos de antigüedades y artículos de segunda mano. Los visitantes jamás saben lo que hallarán en estas atracciones únicas.

Imagen de Dean Moriarty en Pixabay

Un paraíso para la relajación

Un escape del trajín y el bullicio de la urbe, para gozar del entorno apacible de las islas o bien zonas del norte de Tailandia, entre campos de arroz y chozas de bambú.

Foto de Sara Dubler de Unsplash

Fiestas y festivales

Muchas de estas fiestas nacen de cosas como la religión o bien el calendario lunar, mas un aspecto continúa constante: son impresionantemente interesantes de ver. No debes perderte fiestas como Songkran, un festival donde se hace una riña con el agua, o bien Loy Krathong, el festival de las luces …

Para las mejores fiestas aconsejamos ir a la isla Phi Phi, para el Fiesta de luna llena, o bien Khao San Road a Bangkok. Estos lugares con sus evocadoras fiestas están repletos de emociones. Para un entorno más relajado, aconsejamos las entretenidas áreas de bares en Chiang Mai, Pai o bien le islas de Koh Tao y Koh Lanta.

Imagen de Thanh Tuấn Tạ en Pixabay

Excelentes playas

Si bien las playas más conocidas por su belleza son las de Malasia, Filipinas o bien Camboya, Tailandia asimismo tiene maravillosas playas que pueda competir con las más hermosas del planeta.

Si bien buena parte de las playas han sido invadidas por turistas, hay una increíble cantidad de extensiones de arena que continúan apacibles, apartadas y bellas. Ciertas de estas playas incluyen Freedom Beach en Phuket y Playa al atardecer en la isla de Koh Kradan.

Imagen de Rémi Deligeon en Pixabay

La comida más exquisita del planeta.

¿Creíste que ya habías probado el alimento tailandesa al comer en el restaurant tailandés de tu urbe? Piénselo nuevamente, por el hecho de que nada se equipara con el real que se sirve y se prueba en Tailandia. El alimento tailandesa es tan exquisita y variada que jamás debes comer exactamente el mismo plato un par de veces, sino más bien probar siempre y en toda circunstancia nuevos sabores.

Imagen de photosforyou en Pixabay

Para bucear

Tailandia tiene más de mil quinientos millas de costa y cobija ciertos mejores sitios de buceo del planeta. La época de los monzones raras veces golpea áreas como Pattaya, famosa por sus numerosas tortugas marinas cuyos avistamientos están prácticamente probablemente garantizados. Ciertos mejores lugares para bucear en Tailandia incluyen Koh Tao, las islas Surin, Koh Chang y Chumphon.

Imagen de wolfgang Lützgendorf en Pixabay

Los templos

La Tierra de las Sonrisas tiene más de cuarenta templos budistas. Estas estructuras se remontan a todas y cada una las distintas dinastías, cada una de las que refleja el estilo arquitectónico y de construcción de la temporada. Cada provincia está destinada a tener por lo menos una de estas majestuosas estructuras, si bien las más singulares y rebosantes se hallan en la capital.

Imagen de Michelle Maria en Pixabay

Fauna silvestre

Tailandia cobija rebosante vida silvestre en sus abundantes parques nacionales, playas y terreno montañoso. La Parque Nacional Khao Yai, en el centro de Tailandia, es el hogar de tigres, cerdos salvajes e inclusive se pueden ver elefantes.

En el sur, en lugares como Monkey Beach en Koh Phi Phi, hay playas enteras llenas de monos donde los turistas asisten en masa para verlos. Recuerde ser un turista responsable y no nutrir a la vida silvestre, y eludir las atracciones turísticas que abusan de los animales con fines de lucro.

Imagen de Sasin Tipchai en Pixabay