Saltar al contenido

Qué ver en Viena en uno, dos o tres días


Viena, capital de la República de Austria y una de las urbes más visitadas de Europa, debe una gran parte de su encanto y su rica historia a su pasmante localización a riberas del Danubio. Existen muchos lugares para poder ver en Viena, la capital imperial de la música tradicional y una de las urbes más hermosas de Europa. A lo largo de siglos, la urbe fue la puerta de entrada entre Europa Occidental y Oriental y el centro del Imperio Habsburgo, que era muy extenso en aquellos tiempos.

Viena es el centro comercial y cultural más esencial de Austria y atrae a los visitantes con sus abundantes monumentos históricos, fantásticas compilaciones de arte, palacios resplandecientes y un patrimonio musical inusual que aún está presente en las salas de conciertos. Con una refinada arquitectura vieja, sus carruajes y sus magníficos cafés donde se sirven exquisitos pasteles y pasteles vieneses, Viena conserva un encanto y estilo inconfundibles.

Así sea que esté buscando lugares para visitar en Viena a lo largo de un día o bien cosas que hacer a lo largo de múltiples días, va a tener muchas opciones en esta muy elegante urbe.

Qué ver en Viena

Palacio de Schönbrunn

donde-dormir-en-viena
Palacio de Schönbrunn – Imagen de Pixabay

El palacio de Schönbrunn estaba allá residencia de verano de la conocida emperatriz Sissí y es uno de los lugares más preciosos para poder ver en Viena y Austria. Es nuestro palacio preferido, sobre todo por sus enormes y cuidados jardines, donde hay un bello jardín de laberintos.

La visita al interior se efectúa con audioguía y fluye entre enormes salones suntuosamente decorados y salones con los objetos de la vieja familia imperial.

El Palacio de Schönbrunn se halla a unos ocho quilómetros del centro, mas es sencillamente alcanzable en metro, tranvía o bien autobús.

Horas de visita: todos y cada uno de los días de 8:30 a 17:30. De julio a agosto cierra a las dieciocho.30 horas.
Entrada incluida en Pase de Viena.


Palacio de Hofburg

Viena-Hofburg
Palacio de Hofburg en Viena – Imagen de Pixabay

Si hay algo que hacer en Viena es visitar el Palacio de Hofburg. Este es el palacio imperial de Viena. ES uno de los palacios más grandes del mundo ¡y el más grande de la urbe! Hasta el final de la Primera Guerra Mundial, mil novecientos dieciocho, fue la vivienda de los emperadores, el sitio donde todo se decidió.

El Hofburg se remonta a mil doscientos veinte, mas ciertas partes son más recientes. El palacio debe su importante tamaño y diversidad arquitectónica a la contribución de cada uno de ellos de sus emperadores: durante los siglos se han ido agregando nuevas secciones como el ala barroca de Leopoldo, el ala de la Cancillería del siglo XVIII y la Burgkapelle (Capilla Real).

Este excepcional complejo de edificios que se divide en dieciocho alas y diecinueve patios, cobija aparte de las oficinas del presidente austriaco asimismo diferentes instituciones culturales, entre ellas el Escuela de equitación española y el Biblioteca Nacional de Austria. En el centro del edificio se hallan Museo Sissi y los aposentos imperiales.

El Palacio de Hofburg es uno de los lugares más visitados de Austria, con lo que no olvide adquirir uno boleto sin colas lo que le deja no perder tiempo en la fila.


Hundertwasserhaus

Casa Hundertwasser en Viena – Imagen de Pixabay

Uno de los lugares más preciosos para poder ver en Viena es la casa Hundertwasser del artista Friedensreich Hundertwasser, situada en treinta y cuatro-treinta y ocho Kegelgasse. Particularmente inspirado en las obras de Antoni Gaudi, la Hundertwasserhaus es una auténtica explosión de colores y detalles artísticos. Las testeras de colores con formas irregulares son una genuina maravilla.

En la planta baja es posible visitar un centro comercial con formas onduladas del mismo estilo, donde asimismo es posible ir de compras y adquirir ciertos souvenirs.
Se aconseja visitarlo cuando se vaya al Prater, puesto que está cerca.


Biblioteca Nacional de Austria

La Biblioteca Nacional de Austria es una de las bibliotecas más hermosas del planeta y de las mejores cosas que ver en Viena. Esta biblioteca de estilo barroco del siglo XVIII situada junto al Palacio de Hofburg, contiene más de ocho millones de documentos, incluidos libros viejos, mapas y papiros de la Casa de Habsburgo.

Resalta su gran salón imperial, rodeado de altos anaqueles de madera llenos de libros y asimismo esculturas, frescos y globos viejos del planeta. Claramente es uno de los lugares imperdibles para poder ver en Viena.

Horas de visita: todos y cada uno de los días de 10h a 18h y jueves hasta las 21h.


Barrio de los museos

El MuseumsQuartier es un enorme complejo de museos en Viena, visitado durante más de 3 millones de personas todos los años.

Este complejo es uno de los espacios culturales más ambiciosos del planeta y cubre más de sesenta.000 metros cuadrados de espacio expositivo. Hay una notable compilación de museos, cafés, restoranes y bares, ciertos cuales fueron construidos en los viejos establos reales.

De forma inmediata se resaltan acá 3 museos: el Museo Leopold, la Kunsthalle Viena y el Museo de Arte Moderno de Mumok (Museo de Arte Moderno Fundación Ludwig Vienna).

La zona es muy popular, con lo que evita hacer cola. reservando su billete en línea.


El Naschmarkt

ES uno de los mercados más conocidos y sintéticos de Viena. Acá hallará una mezcla de colores y sabores, preciosos puestos de flores, una extensa pluralidad de especialidades culinarias locales, frutas, condimentas, mas asimismo ropa y considerablemente más.

El mercado está abierto de lunes a sábado. Los fines de semana, el sitio está animadísimo. Alrededor del mercado, hay preciosos edificios.


Palacio Belvedere

El Palacio Belvedere es otro de los grandes palacios imperiales de Viena. Este palacio de estilo barroco consta de 2 edificios, el Belvedere superior y el Belvedere inferior. Construido en el siglo XVIII como vivienda de verano del príncipe Eugenio de Saboya, el Palacio Belvedere resalta por sus magníficos jardines de 3 niveles con grandes fuentes.

Aparte de los jardines, asimismo merece la pena visitar el museo. Österreichische Galerie Belvedere, que cobija una esencial compilación de arte austriaco, con obras desde la Edad Media hasta la actualidad que incluyen piezas maestras como “El beso” de Gustav Klimt.

El palacio está a media hora a pie del centro, si bien se puede llegar sencillamente en metro.

Horas de visita: todos y cada uno de los días de 10:00 a 18:00
Entrada incluida en Pase de Viena.


Ringstrasse

La Ringstrasse es una avenida circular de más de cinco kilómetros que rodea el centro histórico. Construido en el lugar que una vez marcó la vieja muralla que resguardaba la urbe, este boulevard cobija muchos de las edificaciones más esenciales para poder ver en Viena.

Aparte de recorrer la Ringstrasse a pie, asimismo puedes subirte a un tranvía y gozar de la vista de sus parques y edificios como la Ópera, el Parlamento, el Museo de Preciosas Artes o bien el Palacio de Hofburg, entre otros muchos.


Charlatán

El Wiener Prater es un enorme parque público situado en Leopoldstadt conocido por cobijar el “Wurstelprater”, el parque de atracciones más viejo del planeta y uno de los lugares más preciosos para visitar en Viena.

Este parque de mil ochocientos noventa y cinco conserva ciertos atractivos de manera perfecta preservados de esa temporada. Allí noria gigante es su símbolo y uno de los atractivos que desde sus sesenta metros deja gozar de unas magníficas vistas del parque y de Viena.

Mas el Wiener Prater se compone de más elementos como el Hauptallee (el callejón primordial), el Krieau y el Praterstadium (Estadio Ernst Happel). Se halla a unos tres quilómetros del centro y es sencillamente alcanzable en metro.

Horas de visita: el parque está siempre y en todo momento abierto al paso que la época alta del “Wurstelprater” empieza el quince de marzo y acaba el treinta y uno de octubre. Las atracciones individuales pueden tener diferentes horarios de apertura.
La admisión es gratis, al paso que las atracciones individuales están sostienes a cargos. El ascenso a la noria está incluido en el Pase de Viena.


La Karlskirche, la iglesia de San Carlo Borromeo

La iglesia de San Carlo Borromeo, Karlskirche en alemán, es de los mejores ejemplos de arquitectura barroca del siglo XVIII en Centroeuropa. Este edificio, construido entre mil setecientos trece y mil setecientos treinta y siete a solicitud del emperador Carlos VI, representa la extinción de la peste. Lo hallará en Karlsplatz.

Si te agrada la música tradicional, tienes que saber que puedes ver una actuación de Four Seasons de Vivaldi!


Stephansdom, Catedral de San Esteban

La Obra profesora gótica de Viena, Stephansdom, la Catedral de San Esteban o bien Steffl (“Pequeño San Esteban”) como se le llama de forma local, representa la urbe como ningún otro edificio y es una de las atracciones imperdibles de Viena.

Desde fuera de la catedral, la primera cosa que llama la atención es su magnífico techo de tejas, con su serie de vigas a un lado y el águila austriaca al otro. Para aprovecharlo al límite, diríjase al lado nordeste de Stephansplatz. En la catedral, el espléndido púlpito de piedra se exhibe en la nave primordial, modelado en mil quinientos quince por un artesano ignoto.

Qué ver en Viena en múltiples días

Si planea visitar Viena a lo largo de más de tres o bien cuatro días, posiblemente tenga tiempo para descubrir otros lugares. Ahora se ofrecen ciertas ideas para futuras visitas a Viena o bien sus aledaños.

  • Ir de compras por Kärntner Straße y Graben
  • Pasea por el Danubio o bien haz un crucero por el Danubio
  • Visita el Tiergarten Schönbrunn, el parque zoológico más viejo del mundo
  • La plaza del mercado Hoher Markt y su reloj
  • Tome un tren y visite Bratislava, la vecina capital eslovaca
  • Visita Viajar en el tiempo Viena para un viaje virtual en el tiempo por medio de la historia de Viena
  • Visita el conocido museo Madame Tussauds
  • Visita el Casa mozart (Mozarthaus) en Viena
  • Ve al camposanto central de Viena – Urbe de los Muertos

¿De qué manera ir a Viena?

Diríase que Viena es una urbe donde el costo de vida es alto. Mas como en todas y cada una de las capitales esenciales, siempre y en todo momento hay una forma de viajar económico. Primeramente, para visitar Viena, puede tomar un vuelo de bajo costo desde Milán, Roma, Bolonia (y otras urbes italianas).

No olvide preguntar los costos de Bratislava, que está a solo 1 hora en tren. Cualquiera que sea la senda escogida, recuerde visitar el sitio de Skyscanner, que se especializa en hallar un vuelo al mejor costo.

¿Cuántos días precisas para visitar Viena?

Si solo tienes un día, vas a ver poquísimo. Viena tiene múltiples palacios esenciales para visitar y esto va a llevar tiempo. Con un par de días vas a poder conocer las cosas primordiales, entrar a la ópera y algún palacio. Le aconsejamos que pase cuando menos 3 días visitando Viena para no perderse ninguna de las primordiales atracciones.

Dónde alojarse en Viena

Tratándose de alojamiento en Viena, la urbe ofrece una extensa pluralidad de hostales, pisos y hoteles. La mejor zona es el centro de la urbe, mas como ocurre con todos y cada uno de los destinos, asimismo es la zona más cara. Para conocer los mejores distritos donde alojarse en Viena lee nuestro artículo dedicado aquí.

que-ver-en-viena
Centro histórico de Viena – Imagen de Pixabay