Saltar al contenido

Consejos para la península de Hel de Polonia en el mar Báltico

Consejos para la península de Hel de Polonia en el mar Báltico

Unas vacaciones en la península de Hel de Polonia prometen unas relajantes vacaciones en el Báltico a costos reducidos: playas de ensueño, pescado fresco y un pueblo romántico incluido. El creador de TRAVELBOOK, Robin Hartmann, afirma dónde es mejor.

Para muchos alemanes es una parte tan esencial del verano como el helado y el sol: unas vacaciones en el mar Báltico. Y no solo en Alemania hay bellos pueblos pequeños y bellas playas en la costa, sino más bien asimismo en este país vecino Polonia. La península de Hel es singularmente famosa y popular, una lengua de tierra de más de treinta quilómetros de longitud, donde un pueblo de ensueño prosigue al siguiente, donde puedes dar largos paseos por los viejos bosques ribereños y, con un tanto de suerte, puedes aun mirar focas.

Nuestros consejos para la península de Hel en Polonia

En lugares como Jastarnia, los pescadores aún salen al mar todos y cada uno de los días, con lo que acá y en todas y cada una partes en Hel siempre y en toda circunstancia se puede adquirir el pescado más fresco, así sea ahumado o bien de forma directa en el plato, y todo a costos de manera comparativa bajísimos. La península es tan popular, singularmente entre los propios polacos, que los pequeños asentamientos, que asimismo podrían ser pueblos espectros a lo largo del resto del año, están a puntito de reventar en verano.

Consejos para la península de Hel de Polonia en el mar Báltico
Idílico: la urbe de Hel y su puertoFoto: Getty Images

Para surfistas, paseantes y amantes del sol

No es extraño hallar muchas tiendas coloridas durante toda la calle primordial (que por norma general es la única calle) que venden juguetes asequibles, artículos de playa y todas y cada una de las exquisiteces imaginables (y por norma general altísimas en calorías). De noche, en el camino marítimo, el planeta entero semeja estar en movimiento, los carruseles suenan, los bajos fuertes con frecuencia resuenan con los éxitos polacos más conocidos. Los kitesurfistas y windsurfistas aprecian Hel por sus condiciones ideales para la práctica de su deporte, y hay abundantes bares durante las playas a fin de que ni tan siquiera debas ir a casa a comer, mas puedas chispear bajo el sol todo el día, mas muchos polacos toman de todos modos sintió sus efectos familiares en la playa.

Te puede interesar:  15 mejores cosas que hacer en Warren (Maine)

También es interesante: Península de Hel: acá puedes irte de vacaciones en la mitad de los búnkeres de la Segunda Guerra Mundial

Si busca refrescarse, sumérjase en el frío mar Báltico (por lo menos en verano) o bien dé un camino por los bosques de la costa, donde los pinos viejos se balancean con el suave viento y brindan sombra. Una sección particularmente bella se halla entre los lugares Karwia y Jastrzębia Góra, singularmente al atardecer, tiene una vista fantástica del mar y la playa desde el barranco. Los 2 lugares no están en la península en sí, sino más bien inmediatamente antes y, por ende, a solo unos minutos en vehículo.

Extravagantes vistas de Hel en Polonia

Las playas de Hel son seguramente únicas en el planeta asimismo en otro aspecto, por el hecho de que acá aún se pueden hallar viejos búnkeres, reliquias del obscuro pasado de la Segunda Guerra Mundial. Actualmente puedes ingresar a muchas de ellas o bien efectuar una visita guiada, si bien hay distribuidores inciertos donde aun puedes ponerte máscaras antigás o bien disparar con armas viejas. Un placer más inofensivo, singularmente conveniente para toda la familia, es indudablemente una visita a los focos en el pueblo de Hel: acá viven focas, que efectúan trucos en las comidas regulares. Los animales no solamente se exhiben, sino aprendes algo sobre su vida en la naturaleza, y la admisión asimismo favorece el bienestar animal.

Consejos para la península de Hel de Polonia en el mar Báltico
El Fokarium en Hel no solo es un imán para los visitantes, sino asimismo ayuda de manera exitosa a conservar la población de focas.Foto: dpa Picture Alliance

La historia tras la instalación asimismo es fascinante: una vez acogió a una pequeña población de una suerte de foca que estaba en riesgo de extinción; merced a la protección y el cuidado en la estación, los animales han sido reintroducidos en la naturaleza una y otra vez, con lo que su la población ha vuelto ahora a los treinta.000 crecidos.

Te puede interesar:  15 mejores lugares para examinar en Finlandia

Asimismo merece la pena ver el largo muelle de Jurata, donde se puede pasear sobre el agua sin mojarse los pies. Si no deseas moverte en vehículo, hay un carril bicicleta de asfalto durante toda la costa, que está separado por un límite, mas que prosigue justo a la vera de la carretera. Un camino por la playa es más relajado: durante la costa este y oeste de Hel, se efectúa de forma prácticamente continua y sin edificios.

Excursión de Hel a Gdansk

Si reserva unas vacaciones en Hel, puede aguardar mucha relajación, mas los amigos de la cultura asimismo se favorecerán de su dinero, por el hecho de que puede efectuar sencillamente una excursión de un día a la vieja urbe hanseática de Gdansk desde acá. Esto aún impresiona con su arquitectura y las casas viejas realmente bien preservadas en el puerto. Es verdad que con frecuencia hay multitudes de turistas acá, singularmente en verano, y semeja un tanto extraño que cada tienda tenga ganas de vender recuerdos de ámbar.

Pese a su trasfondo histórico, Gdansk en sí es bastante moderno, con lo que hay restaurants establecidos desde hace bastante tiempo con rebosante cocina casera, restaurants veganos y una animada vida nocturna. El museo de la Segunda Guerra Mundial impresiona con una valoración realmente altilocuente, en la que se reconstruyeron calles enteras en los inmensos corredores para ilustrar el tema en consecuencia. En un edificio anexo al museo asimismo se puede pasar la noche en habitaciones muy modernas y se puede llegar velozmente al centro de la urbe a pie.

Te puede interesar:  15 mejores cosas que hacer en Alessandria (Italia)