Saltar al contenido

Descubre las mejores playas y calas en Altea

Descubre las mejores playas y calas en Altea

Altea es una joya del Mediterráneo que fascina a sus visitantes con su mezcla única de cultura y naturaleza. Conocida por su casco antiguo encalado y sus impresionantes miradores, nos invita a descubrir sus playas y calas que son verdaderos paraísos escondidos.

En 2024, estas playas siguen siendo un imán para aquellos que buscan la tranquilidad y la belleza en estado puro. Sumérgete con nosotros en un recorrido por las 10 mejores playas y calas en Altea, donde el azul del cielo se funde con el mar y cada rincón esconde una historia por contar.

Playa de la roda

La Playa de la Roda es el punto de partida ideal para quien visita Altea. Su accesibilidad y servicios completos la convierten en una opción popular tanto para familias como para grupos de amigos. Con un paseo marítimo adornado de palmeras, ofrece una postal viva del estilo de vida mediterráneo.

La Roda seduce con su ambiente animado y sus aguas tranquilas, ideales para un refrescante chapuzón. Los restaurantes cercanos se prestan para degustar la gastronomía local con vistas al mar, creando experiencias inolvidables.

La cercanía al casco antiguo y la diversidad de actividades disponibles, como paddle surf y kayak, hacen de esta playa una parada obligatoria en tu visita a Altea.

Playa de cap blanc

Continuando nuestro recorrido llegamos a la Playa de Cap Blanc, destacada entre las playas tranquilas en Altea. Su entorno relajado contrasta con la vitalidad de La Roda y es el refugio perfecto para aquellos que buscan desconectar del bullicio.

Su paisaje de grava y aguas cristalinas es un escenario soñado para los amantes del snorkel. Bajo su superficie, la vida marina se despliega en un despliegue de colores y formas, invitando a explorar cada rincón.

Cap Blanc también es reconocida por ser una de las mejores playas de grava en Altea, un detalle que realza su carácter natural y preservado.

Cala del soio

La Cala del Soio es una de esas calas escondidas en Altea que conserva un aura de misterio y exclusividad. Su acceso más recóndito garantiza una experiencia más íntima y personal con el Mediterráneo.

Te puede interesar:  Guía completa sobre la Playa de Menduiña

Una vez allí, te envuelve una paz que solo se ve interrumpida por el suave romper de las olas. La cala es ideal para la meditación, la lectura o simplemente para disfrutar del sol en un ambiente sereno.

Mientras su belleza invita a la contemplación, también es un punto para los que buscan bucear y descubrir los secretos que guarda el mar.

Playa de l’olla

La Playa de l’Olla es famosa no solo por su belleza sino también por albergar uno de los eventos más espectaculares de Altea: un espectáculo piromusical que cada verano ilumina el cielo y el mar.

Su entorno natural y la isla que se alza frente a sus costas son el escenario ideal para un día de playa diferente. Aquí, el equilibrio entre servicios y naturaleza es perfecto para quienes buscan comodidad sin renunciar a la esencia del lugar.

La Olla también cuenta con áreas específicas para la práctica de deportes acuáticos, siendo un punto de encuentro para los entusiastas del windsurf y la vela.

Cala mascarat

Entre las Altea playas y calas, Cala Mascarat destaca por su encanto y sus aguas de un azul intenso que invitan a sumergirse sin pensarlo. Rodeada de acantilados, ofrece un paisaje que quita el aliento y que se ha convertido en un lienzo para fotógrafos y artistas.

El acceso al mar es sencillo y su fondo marino rico en fauna es perfecto para el buceo y el snorkel. Mascarat no solo te regala postales memorables, sino también aventuras bajo el agua que permanecerán en tu memoria.

Además, esta cala es un ejemplo de cómo el desarrollo turístico y la preservación del entorno natural pueden ir de la mano, mostrando el compromiso de Altea con el turismo sostenible.

Playa de la solsida

La Playa de la Solsida es una invitación a desconectar en un entorno de pura tranquilidad. Aquí, el tiempo parece detenerse y cada minuto disfrutado se convierte en un recuerdo para atesorar.

Esta playa se caracteriza por su ambiente sereno, su arena fina y la claridad de sus aguas, que la convierten en un lugar soñado para el relax. Es ideal para aquellos que buscan escapar de las playas más concurridas y encontrar su propio espacio junto al mar.

La Solsida es un pequeño paraíso donde la naturaleza muestra su lado más gentil y acogedor, siendo un espejo del alma mediterránea que tanto define a Altea.

Cala del metge

Si buscas una experiencia aún más exclusiva, la Cala del Metge es el rincón que no puedes perderte. Escondida entre las formaciones rocosas, esta cala se abre paso como un santuario de paz y belleza.

Te puede interesar:  Descubre la Playa de Pedregalejo en Málaga

Sus aguas cristalinas son un refugio para las especies marinas y ofrecen una inigualable oportunidad para el snorkel. Aquí, la conexión con la naturaleza es instantánea y la sensación de estar en un lugar único es palpable.

La Cala del Metge es testimonio del carácter salvaje y virgen que aún se preserva en algunos rincones de la Costa Blanca.

Playa cap negret

Al norte de Altea, la Playa Cap Negret se presenta como una extensión de arena y grava que enamora a primera vista. Su nombre proviene de las piedras negras que la adornan, creando un contraste fascinante con el azul del mar.

Aquí, las olas son las protagonistas, invitando a surfistas y amantes de los deportes acuáticos a desafiar su energía. Cap Negret es reconocida como una de las mejores playas de Altea por su dinamismo y sus puestas de sol espectaculares.

Además, la playa cuenta con todas las comodidades necesarias para pasar un día completo de diversión y relax, convirtiéndola en un destino obligado para quien quiere vivir Altea a plenitud.

Cala barra grande

En la búsqueda de rincones especiales, Cala Barra Grande se destaca por su ambiente reservado y la belleza de su entorno. Esta cala es un refugio para aquellos que buscan intimidad y un contacto directo con el mar.

Su acceso algo más difícil preserva su carácter exclusivo y garantiza un espacio tranquilo incluso en los días de mayor afluencia. La Barra Grande es una joya para los amantes de la naturaleza y para aquellos que desean alejarse de la rutina.

La cala es también un punto de interés para el buceo, con un fondo marino que esconde tesoros naturales listos para ser descubiertos por los más aventureros.

Cala de les urques

Finalizamos nuestro recorrido en la Cala de les Urques, una playa de piedra y arena que se caracteriza por su atmósfera sosegada y su entorno pintoresco. Esta cala es un remanso de paz donde la armonía y la belleza natural se dan cita.

Les Urques es ideal para aquellos que desean disfrutar de un día de playa más tradicional, con suficiente espacio para extender la toalla y relajarse bajo el sol. Sus aguas limpias y calmas son perfectas para nadar y refrescarse sin preocupaciones.

Esta cala, además, ofrece una perspectiva distinta de Altea, una que destaca la sencillez y el encanto de la vida junto al mar.

Preguntas frecuentes sobre las playas y calas de Altea

¿Qué es más caro Calpe o Altea?

La comparativa de precios entre Calpe y Altea puede variar según la temporada y el tipo de alojamiento. Generalmente, Calpe puede ser más caro debido a su mayor desarrollo turístico y oferta de apartamentos y hoteles de lujo frente al mar. Altea, por su parte, ofrece opciones más variadas que se adaptan a diferentes presupuestos.

Te puede interesar:  Descubre Playa de Nagüeles - Un paraíso en Marbella

Es importante considerar que Altea cuenta con una oferta gastronómica y cultural muy atractiva, que puede influir en el presupuesto general de las vacaciones. Sin embargo, ambas localidades ofrecen experiencias costeras excepcionales en la Costa Blanca.

¿Cómo se llama la playa de Altea?

Altea cuenta con varias playas, y una de las más conocidas es la Playa de la Roda. Esta playa se sitúa junto al paseo marítimo y es muy accesible tanto para turistas como para residentes. Además, Altea posee otras playas y calas destacadas como Cap Blanc, L’Olla y Cap Negret, todas con su propio carácter y encanto.

¿Qué hacer en Altea en un día?

En un día en Altea, puedes comenzar explorando su famoso casco antiguo, subiendo por sus calles empedradas hasta alcanzar la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, donde te espera una vista panorámica impresionante. Luego, disfruta de un almuerzo en uno de los restaurantes con terraza y saborea la cocina local.

Por la tarde, elige una de sus hermosas playas para relajarte o practica snorkel en alguna de las calas escondidas. Al finalizar el día, no olvides pasear por el paseo marítimo y contemplar la puesta de sol, un momento mágico que solo Altea puede ofrecerte.

¿Cuántas playas tiene Calpe?

Calpe, ubicada a pocos kilómetros de Altea, es otro destino turístico de la Costa Blanca y cuenta con varias playas impresionantes. Entre ellas, destacan la Playa de la Fossa, la Playa del Arenal-Bol y la Playa de Cantal Roig, cada una con su propio estilo y oferta de servicios. Calpe es conocido por su variedad de playas que se adaptan a diferentes gustos y necesidades.

Disfruta de un recorrido visual por Altea playas y calas con este vídeo que captura la esencia de sus paisajes costeros:

En resumen, Altea ofrece una variedad de playas y calas que son verdaderos tesoros de la Costa Blanca. Ya sea que busques un día lleno de actividad o un retiro tranquilo junto al mar, Altea tiene un lugar especial esperando por ti. Su encanto costero, junto con su rica oferta cultural y gastronómica, hacen de Altea un destino que debe estar en la lista de cualquier viajero.

Votar post