Saltar al contenido

Que ver y hacer en Chamonix, Francia

A los pies del imponente pico neviscado del Mont Blanc, el más alto de Europa, se halla el tradicional pueblo alpino de Chamonix, una pintoresca urbe llena de iglesias históricas y cautivadoras posadas y la localidad más conocida y popular de los Alpes . En esta publicación contamos ciertas mejores atracciones para poder ver y hacer en Chamonix.

Chamonix ha sido una estación de esquí con renombre mundial desde el momento en que se realizaron los JJ. OO. de Invierno de mil novecientos veinticuatro. 6 áreas de esquí diferentes se amoldan a todos y cada uno de los niveles, desde principiantes hasta esquiadores extremos.

Además de ser un enorme destino para los amantes del esquí, Chamonix ofrece numerosas actividades para todo género de viajantes y para todas y cada una de las estaciones del año. Acá hallará el sitio ideal para practicar senderismo, escalada, parapente, golf y tenis o bien sencillamente para relajarse.

Que ver y hacer en Chamonix – Mont Blanc

Situado en el sudeste de Francia y de simple acceso a una hora en turismo del aeropuerto de Ginebra, Chamonix es la meca de los amantes de la montaña. Miles y miles de personas viajan acá para procurar escalar su atracción más popular, el Mont Blanc , un gigante alpino de cuatro.810 metros.

Otro gran sitio para visitar en Chamonix es Montenvers , alcanzable mediante un viaje en tren cremallera de veinte minutos. Desde acá se puede ver el glaciar Mer de Glace de siete quilómetros, el tercero más grande de los Alpes, y el excepcional Les Dru (entre los picos más hermosos del planeta).

Chamonix asimismo ofrece fantásticos días o bien recorridos en circuito: por servirnos de un ejemplo, el camino perfecto como una postal del Lac Blanc o bien el Tour du Mont Blanc de once días. El esquí de Chamonix es popular singularmente para los esquiadores avanzados. Y Chamonix es un imán para escaladores y montañeros, con diecisiete picos de cuatro.000 metros en el macizo del Mont Blanc. Esto es lo mejor del aire libre.

Otras atracciones y cosas para hacer en Chamonix incluyen parapente, golf, natación, escalada en interiores, ciclismo y acudir a una serie de festivales, mercados y otros acontecimientos que se realizan a lo largo de todo el año. Otra alternativa es zambullirse en los cafés, restoranes y el bullicio del centro peatonal de Chamonix.

Chamonix asimismo es una base ideal para las atracciones próximas como St Gervais-les-Bain (veinte minutos en turismo), Ginebra (sesenta y cinco minutos), Zermatt (ciento treinta y cinco minutos) y Grindelwald (tres horas).

Aiguille du Midi: The Pass into the Void, lo mejor que hacer en Chamonix

Uno de los primordiales atractivos de Chamonix, la Aiguille du Midi, considerada la puerta de entrada a los Alpes, se llega a este punto a través de el teleférico panorámico del Mont Blanc. El viaje en teleférico dura un total de veinte minutos desde el centro de Chamonix hasta la cima y se divide en 2 partes.

La primera una parte de la senda llega al Plan de l’Aiguille a dos.310 metros, que es el punto de inicio de la travesía Grand Balcon Nord cara Montenvers (asimismo alcanzable desde el tren de Montenvers que desciende hasta Glace des Mer).

La segunda una parte de la senda prosigue hasta la cima de la Aiguille du Midi , a una altitud de tres.777 metros. Este fantástico sitio tiene terrazas con vistas de trescientos sesenta ​​° de los Alpes franceses, suizos y también italianos.

Hay otro remonte (solo abierto de junio a septiembre) que cruza el Glacier du Géant para llegar a la terraza de la cima del Pointe Helbronner a tres.842 metros. Merece la pena dar un camino auxiliar para gozar de la magnífica vista del Mont Blanc. Asegúrese de llevar ropa abrigada, protector solar y lentes de sol.

No se pierda la atracción llamada ” Pas dans le vide “: un paso al vacío. Se trata de una cabina de cristal (evidentemente a prueba de rupturas), absolutamente transparente por los 5 lados, suspendida a más de mil metros de vacío, que ofrece sensaciones imborrables.


Sube al Mont Blanc

No podemos charlar de Chamonix sin mentar el Mont Blanc. Con sus cuatro.810 metros es el pico más alto de Europa y de año en año es conquistado por unas veinte.000 personas.

Las sendas más populares parten del Refugio Gouter ( 3835 metros, a los que se puede llegar en cuatro-seis horas a pie desde la terminal del tranvía Nid d’Aigle) y del Refugio Cosmique (tres mil seiscientos trece metros, treinta minutos desde la estación del teleférico Aiguille du Midi) y la subida tiene un desnivel de mil / mil doscientos metros hasta la cima.

Aunque es exageradamente agotador, los escaladores experimentados con un guía pueden subir a la cima del Mont Blanc. Tras conquistar la montaña más alta de Europa, los escaladores son retribuidos ​​con vistas totalmente pasmantes desde la cima.

Evidentemente no todo el planeta puede hacerlo por los aspectos teóricos y físicos . Por tanto, sería mejor que los montañistas sin experiencia comenzasen por otras sendas más simples. Existen muchas opciones. Las sendas de senderismo incluyen caminos para todos y cada uno de los niveles y todos ofrecen preciosos paisajes.


Tranvía del Mont-Blanc

El tranvía del Mont-Blanc ofrece una experiencia tradicional de Chamonix, ideal para los visitantes que sencillamente desean admirar el paisaje. El tranvía sale de Le Fayet o bien Saint-Gervais y hace 2 paradas: Bellevue y Nid d’Aigle.

Situado a mil novecientos metros y leal a su nombre, Bellevue ofrece unas vistas inusuales. Acá, los turistas pueden dar un camino panorámico por los verdes pastos o bien proseguirse los caminos para bicis de montaña que conducen al pueblo de Les Houches.

Para seguir en la cima, tomar el tranvía hasta llegar al Nid d’Aigle a dos.372 metros. Nid d’Aigle se halla bajo el escarpado pico de la Aiguille du Goûter (donde los montañeros se dispusieron a escalar el Mont Blanc) y ofrece vistas panorámicas del glaciar Bionnassay. Existen muchos caminos montañosos en torno a Nid d’Aigle, incluyendo los caminos escénicos hasta el glaciar Bionnassay.


Pasea por las preciosas calles de Chamonix

Chamonix es una urbe bella, si bien poca gente la visite para perderse por sus calles. No cabe duda de que las primordiales atracciones están cerca. No obstante, como todos y cada uno de los pueblos alpinos, tiene su belleza: atravesado por un río, con sus puentes, sus calles comerciales… Paseando por la urbe descubrirás pintorescos chalets alpinos, cautivadoras iglesias barrocas y también históricas capillas protestantes.

El complejo es conocido por su ambiente de lujo y sus boutiques de tendencia. Muchos visitantes se alojan en suntuosos hoteles modernos, mas asimismo hay retiros rústicos en el campo. El pueblo asimismo cuenta con docenas de restaurantes de primer nivel , desde bares y pubs informales hasta geniales restoranes.


El cremallera de Montenvers

Montenvers (mil novecientos trece metros) es un bonito pueblo alpino ubicado a unos cuatro quilómetros del centro de Chamonix. Se puede llegar en veinte minutos en tren en el tren de Montenvers (Chemin de Fer du Montenvers). El tren colorado que una parte de tras la estación primordial de trenes de Chamonix sube por la ladera de la montaña, mediante bosques de pinos y túneles de roca obscura para surgir al lado del glaciar La Mer de Glace a mil novecientos trece m. Las vistas son pasmantes.

El primordial atrayente acá es La Mer de Glace , un glaciar de 7 quilómetros con un ancho de entre setecientos y mil novecientos cincuenta metros y una profundidad de hasta cuatrocientos veinte metros. Es el tercer glaciar más grande de los Alpes , tras el glaciar Aletsch de Grindelwald y el glaciar Gorner de Zermatt.

Además del glaciar en sí, asimismo puede visitar un museo de cristal, las grutas de hielo , el Templo de la Naturaleza , el Glaciorium y el histórico Grand Hotel du Montenvers , que ha sido últimamente remodelado. Si te acompaña un guía de montaña asimismo puedes aproximarte al glaciar para poder ver de cerca las fisuras y los orificios sin fondo …

También hay fantásticas sendas de senderismo que parten de Montenvers, incluyendo la senda de senderismo Grand Balcon Nord . Para aquellos que deseen regresar al pueblo de Chamonix, hay caminos que pasan por los pueblos de Les Planards y Les Bois.

El tren Montenvers está incluido en el pase de esquí Mont Blanc Unlimited , así como el teleférico Aiguille du Midi, el Tramway du Mont Blanc y múltiples otras atracciones.


La Mer de Glace, el glaciar más grande de Francia

La Mer de Glace es uno de los glaciares más grandes de Europa y el más grande de Francia. ¡Tiene casi 7 quilómetros de largo ! Este lugar histórico atrajo a muchos turistas en el siglo XIX y visitarlo prosigue siendo una de las cosas más interesantes que hacer en Chamonix.

La forma más simple de llegar a La Mer de Glace es a través del cremallera de Montenvers que mentamos previamente. ¡Solo toma veinte minutos! Desde allá las vistas son preciosas.

Desde la estación de ferrocarril asimismo puede tomar múltiples sendas de senderismo interesantes como Signal Forbes , que se eleva a dos.198 my ofrece geniales vistas del glaciar.


Grotte de Glace, lo mejor que ver en Chamonix

Si visitas el glaciar Mer de Glace, no te puedes perder la Grotte de Glace, una gruta de hielo situada al pie del glaciar. Tiene cien metros de largo y ofrece la ocasión de visitar el interior de un glaciar . Ten presente que para llegar a la entrada deberás bajar unos cuatrocientos peldaños (y después subirlos).

Sigue siendo interesante pues puedes ver de qué forma el glaciar se ha retirado (lamentablemente) en los últimos tiempos. ¡El color azul en el glaciar es increíble!


Sube a Le Brévent y llega a la Aiguillete des Houches

Los visitantes pueden descubrir ciertos paisajes más vírgenes de Chamonix subiendo a Le Brévent. Para llegar hay que tomar el teleférico desde el pueblo de Chamonix hasta la primera parada en Plan Praz (mil novecientos noventa y nueve metros).

Desde acá, sendas de senderismo bien mantenidas conducen al apacible Lac Cornu y al Grand Balcon Sud . En esta ladera sur, hay una fabulosa vista panorámica del Mont Blanc. Esta zona asimismo es conocida por el parapente. Entonces, tome el teleférico hasta la cima de Le Brévent a (dos.525 metros), donde va a poder gozar de fantásticas vistas.

Para un camino panorámico, tome el camino cara Aiguillette des Houches . Son solo unos cuatro quilómetros mas las vistas son increíbles, en tanto que siempre y en toda circunstancia dan al Mont Blanc. Y si deseas comer con una vista de ensueño, puedes hacer una parada en el conocido cobijo Bellachat. Indudablemente, de las mejores excursiones que hacer en Chamonix.


Lac Blanc

Pero si charlamos de excursiones, una de las que no debe perderse es el Lac Blanc . Es precioso y los picos se reflejan en el agua, creando un paisaje cinematográfico. Este lago alpino se halla a dos.352 metros sobre el nivel del mar.

La forma más simple de llegar es a través de los remontes que te van a llevar desde La Flègere hasta L’Index . Desde allá empieza una senda de senderismo de unos tres quilómetros, bien señalada mas pedregosa hasta el lago.


Glacier des Bossons, uno de los glaciares más bellos para ver en Chamonix

Mer de Glace no es el único glaciar interesante en Chamonix y sus aledaños. ¡Asimismo puedes visitar el Glacier des Bossons ! Para llegar hay un telesilla que una parte de Bossons y sale a solo cinco minutos a pie del glaciar.

A continuación, puede pasear por el camino rocoso de La Jonction que zigzaguea mediante los Altos Alpes a una altitud de dos.589 metros. Esta senda deja gozar de increíbles vistas de los glaciares Bossons y Taconnaz.

En invierno, esta zona es ideal para el esquí alpino en la estación de esquí La Vormaine , que es la mejor zona de esquí del val de Chamonix para principiantes y pequeños listos para la escuela de esquí.


Esquí en Chamonix

Por supuesto, no podíamos olvidar mentar el esquí, de las mejores actividades para hacer en Chamonix. Todos los años, miles y miles de personas vienen de todo el planeta para esquiar en Chamonix y escalar el Mont Blanc. Y pocos son los lugares con mejores vistas para gozar de este deporte. El pueblo ofrece 4 áreas primordiales de esquí:

  • Brevant / Flegere : la zona de esquí más grande de Chamonix, con treinta y dos pistas, incluidas siete pistas negras y trece pistas azules, genial para esquiadores de nivel intermedio y avanzado;
  • Los Grands Montets : es la zona más alta y desafiante, con veintiocho quilómetros de pistas en suma, incluidas seis pistas negras y cuatro pistas rojas. Se halla entre mil doscientos treinta y cinco-tres.300 metros sobre el pueblo de Argentière;
  • Les Houches : una de las estaciones de esquí más grandes de Chamonix, con cincuenta y cinco quilómetros de pistas de esquí, incluidas doce rojas y dos negras. Hay unas vistas espléndidas del macizo del Mont Blanc desde lo alto del ascensor;
  • Le Domaine de Balme : sus veintinueve quilómetros de pendientes en su mayor parte suaves ofrecen veinte pistas, once de las que son pistas azules.

Aunque con frecuencia se asocia con el esquí extremo, Chamonix está bien pertrechado para principiantes .

  • La estación de esquí de Les Planards es idónea para los niños;
  • La Vormaine , en la zona de esquí de Col de Balme, tiene pistas suaves y radiantes ideales para esquiadores principiantes y practicantes de snowboard;
  • Le Savoy , al pie del teleférico de Brévent, tiene 2 remontes, una cinta para principiantes y una guardería de esquí;
  • En el emplazamiento de Grands Montets , la estación de esquí ESF d’Argentière cuenta con una escuela de esquí para pequeños desde 3 años.

Otros pueblos con encanto y rincones naturales cerca de Chamonix

Chamonix ofrece muchas actividades relacionadas con la montaña, mas sus aledaños asimismo cobijan hermosos pueblos . No se pierda destinos como la espléndida montaña glaciar del Cirque du Fer-à-Cheval (más o menos a una hora en turismo) y los balnearios de Evian-les-Bains y Thonon-les-Bain en el lago de Ginebra (los dos a unos noventa minutos en turismo).

En un ambiente apacible al lado del lago, la cautivadora urbe de Annecy , un esencial destino de los Alpes franceses, está a poco más de una hora en turismo o bien 2 horas en tren.

Los amantes de la naturaleza asimismo van a apreciar la zona de Jura, un perfecto remanso de paz formado por verdes colinas salpicadas de urbes históricas y preciosos pueblos. El Parc Jura Vaudois está a 2 horas en turismo de Chamonix.

En cambio, los amantes del arte y la cultura podrían llegar a la cosmopolita urbe de Ginebra (solo una hora en vehículo o bien 2 horas en tren) o bien la muy elegante Lausana (más o menos 2 horas en vehículo o bien 3 horas en tren) en Suiza.

En poco más de 2 horas en turismo va a poder llegar a la capital gastronómica francesa, Lyon , donde va a poder saborear la mejor cocina francesa y admirar fantásticos museos de arte.


El Mont Blanc Tour, lo mejor que hacer en Chamonix

Por último, si lo tuyo es la aventura, pensamos que no hay mejor manera de conocer esta zona alpina que haciendo un recorrido por el Mont Blanc Tour. Se trata de una ruta de ciento setenta kilómetros que tarda múltiples días (de siete a diez) en completarse y atraviesa Francia, Italia y Suiza. ¡Prácticamente nada! Se considera una de las sendas de senderismo más bonitas de Europa .

Básicamente lo que hace es rodear el macizo del Mont Blanc por preciosos caminos. Si tiene la pretensión de hacerlo, le recomendamos que reserve los alojamientos con cierta antelación pues son limitados y el recorrido es muy turístico. Has de estar preparado en tanto que deberás subir más de diez.000 metros de altitud.


Dónde alojarse en Chamonix-Mont-Blanc para hacer turismo

El mejor sitio para alojarse en Chamonix es lo más cerca posible del centro del pintoresco pueblo de montaña. Desde acá, los visitantes tienen simple acceso a fabulosos restoranes, cafeterías y tiendas, como al teleférico de Aiguille du Midi y al teleférico de Brévent.

que-ver-hacer-en-chamonix
Vista de Chamonix – Imagen de Shutterstock