Saltar al contenido

Vuelo de Zeppelin sobre el lago de Constanza: proveedores, precios, rutas

Vuelo de Zeppelin sobre el lago de Constanza: proveedores, precios, rutas

De alguna forma todo es diferente acá que en un vuelo normal: considerablemente más sigiloso de lo aguardado. Considerablemente más espacioso y relajado. Sobre todo, la perspectiva es diferente. Volar sobre el lago de Constanza en un zepelín es una experiencia que está garantizada para ser recordada a lo largo de bastante tiempo.

Semejas flotar prácticamente ingrávido, a una altura de unos trescientos metros. La vista desde el Zeppelin se extiende sobre los Alpes suizos, palacios y fortalezas en el lago de Constanza, sobre la isla de las flores de Mainau. Acá es posible moverse con libertad a bordo sin inconveniente. ¿Y en qué momento tienes la ocasión de mirar sobre el hombro del conduzco en la cabina?

Con el zepelín sobre el lago de Constanza, sencillamente disfrútelo

“Créame, tengo el trabajo más bello del planeta”, afirma el capitán Lars Pentzek. ¿Tomando fotografías? ¡Indispensable! Mas lo mejor es ponerse cómodo en su asiento, acostarse y gozar.

Zeppelin lago de Constanza
Cuando hace buen tiempo, la vista desde el Zeppelin se extiende sobre todo el lago de Constanza.Fotografía: Michael Häfner / Deutsche Zeppelin-Reederei GmbH

Volar en un zepelín, prosigue siendo un mito. La sola idea lúcida nostalgia. En el siglo veintiuno, los zepelines que vuelan en círculos en el cielo sobre el lago de Constanza se han transformado nuevamente en algo frecuente. Los vuelos duran entre treinta minutos y 2 horas. Desde dos mil doce, el Zeppelin aun se ha transformado en una oficina de registro. Las parejas de novios pueden decir que sí en el suelo de la góndola y después despegar así como sus convidados.

Friedrichshafen es una urbe industrial con en torno a sesenta habitantes, asimismo famosa como la “Urbe Zeppelin”. Con razón, por el hecho de que te hallas con Ferdinand Graf von Zeppelin en todo instante.

¿Qué sendas hay?

El recorrido de treinta minutos empieza en el hangar, entonces el vuelo pasa por la urbe de Friedrichshafen y la bahía de Friedrichshafen. Entonces retorna al área de aterrizaje frente al hangar.

A lo largo del recorrido de ciento veinte minutos, los huéspedes pueden ver Meersburg, la isla de Mainau, Überlingen, Konstanz, Romanshorn, la bahía de Bregenz y Lindau. Otro recorrido de 2 horas asimismo empieza en Friedrichshafen, mas entonces vuela mediante Konstanz, la isla de Reichenau, Stein am Rhein, Schaffhausen con las cataratas del Rin, Hegau con las ruinas del castillo de Hohentwiel, Radolfzell, Überlingen, Unteruhldingen palafitos, la isla de Mainau , Meersburg y Hagnau.

A propósito, se ofrecen múltiples vuelos en toda Alemania, B. asimismo por la Catedral de Colonia o bien por Fráncfort del Meno.

El vuelo inaugural del Zeppelin tuvo lugar aquí

El dos de julio de mil novecientos, el primer ascenso del globo LZ1 tuvo éxito en Manzeller Bay en frente de unos doce.000 espectadores a riberas del lago de Constanza. Un vuelo que duró solo dieciocho minutos y por último acabó en un aterrizaje de urgencia en el agua. Prácticamente un siglo después, el dieciocho de septiembre de mil novecientos noventa y siete, el primer globo de Nueva Tecnología (NT) se levantó nuevamente en Friedrichshafen. Los Zeppelins son desarrollados, construidos y comercializados por ZLT Zeppelin Luftschifftechnik, con sede en Friedrichshafen.

En nuestros días, los zepelines de la serie NT se hallan entre los zepelines más grandes del planeta. Tienen una estructura interna recia. Los accionamientos, las unidades traseras y la cabina se montan de forma directa en la estructura de soporte para darle al Zeppelin el nivel deseado de seguridad, comodidad y desempeño. El helio se usa como gas portador que, en contraste al hidrógeno empleado previamente, no es inflamable. Los zepelines de el día de hoy no solamente se usan para los turistas, sino más bien asimismo para proyectos científicos y también industriales y con fines promocionales.

También interesante: desde dos mil veinticinco debería haber vuelos con el globo más grande del mundo

Pasa una hora en el auténtico sentido de la palabra en un momento. El aterrizaje tiene sitio en el prado abierto. Solo un hombre mantiene el zepelín con una cuerda. Por último hay una copa de vino espumoso.

Toda la información de un vistazo:

Llegar allí: Friedrichshafen es de manera fácil alcanzable tanto en tren como en turismo. La llegada en aeroplano se efectúa a través del Bodensee-Airport Friedrichshafen.

Temporada de vuelo: De abril a mediados de noviembre

Duracion del vuelo: La oferta fluctúa entre treinta minutos y dos horas.

Precios: Los vuelos cuestan desde doscientos sesenta euros por persona, la duración del vuelo y la senda cambia. Los pequeños (de dos a doce años) reciben un descuento del veinte por ciento. Los pequeños pequeños menores de dos años no pueden volar, lo mismo se aplica a los animales. Todas y cada una de las sendas y costos hallarás acá.